La incorporación de la mujer joven en la educación de nuestro país es uno de los grandes logros que han alcanzado con el apoyo y el respaldo del Gobierno Sandinista, permitiendo de esta manera que se integren a los distintos planes educativos, incursionando incluso en carreras técnicas no convencionales, demostrando así su interés, capacidad y destreza al momento de efectuar las tareas asignadas.

Como toda joven emprendedora, Cintia Bone, es la única jovencita estudiante de la carrera técnica de Mecánica Automotriz, que se imparte en el CECNA, a sus escasos 17 años incursiona en el aprendizaje de este oficio, lo que le ha permitido ser un ejemplo de lucha, superación y admiración para sus demás compañeros de clases, todos varones.

Cintia señala que decidió incursionar en esta carrera técnica motivada por sus padres, quienes le brindan todo su apoyo y la impulsan a vencer los estereotipos sociales que marcan este oficio cómo una tarea de hombres.

“La mecánica es un oficio que siempre me ha llamado la atención y aunque muchos digan que este es un trabajo de hombres yo pienso que no es así, todos tenemos capacidades seamos hombres o mujeres. Las oportunidades con las que hoy contamos las mujeres son muchas y las mujeres debemos de aprovecharlas, el estudiar mecánica me va a permitir en un futuro instalar mi propio taller porque ese es una de mis más grandes sueños” señaló.

El respaldo de su familia y el apoyo recibido en su centro de estudios le ha permitido a esta joven guerrera no ser objeto de crítica o señalamiento, tomando en cuenta que muchos de los oficios y profesiones han sido catalogados exclusivamente para que la desempeñen los hombres, sin embargo ella ha demostrado todo lo contrario.

“Además de la oportunidad de poder estudiar este tipo de carreras, el apoyo recibido por parte de los maestros y los mismos compañeros de clases ha sido importante en mi aprendizaje, porque aunque sea mujer el trato es igual para todos, considero que esa es una manera de no hacer diferencia solo por el género” dijo.

“Siempre las personas han pensado que si una mujer es mecánica es sinónimo de ser una mujer que quiere adquirir postura de hombres, pero están equivocados, porque siempre y cuando las mujeres tengamos deseos de superarnos no va a haber impedimento alguno para que sobresalgamos”, añadió.

Otra de las jovencitas ejemplo de valentía y elemento transformador de nuestro país es Ana Karina Bermúdez, quien está a punto de finalizar sus estudios como Técnica en Refrigeración y Aire Acondicionado, un oficio que ya le ha permitido realizar trabajos desde su hogar, logrando así obtener sus ganancias y así contribuir al desarrollo económico de su familia.

“Muchos han considerado que el oficio que estudio es solo de hombres porque ellos tienen más fuerza pero yo creo que no es así, las mujeres somos capaces igual que ellos, somos inteligentes, dedicadas y muy optimistas, estudiar esta carrera técnica me llena de mucha satisfacción y aunque muchos piensen que este oficio no es muy femenino eso me llena de más ánimos porque estoy haciendo algo que no todas las mujeres acostumbran” destacó Bermúdez.

“Siempre que nos empeñemos en salir adelante y superarnos, las mujeres podemos vencer las barreras, incluso romper con esos esquemas de que las mujeres somos el sexo débil, hoy somos albañiles, mecánicas, carpinteras, nuestra inteligencia nos permite demostrar nuestras habilidades y distinguirnos” añadió.

Al igual que muchas nicaragüenses, Ana destaca que solo el Presidente Daniel Ortega a través de sus políticas de gobierno ha logrado que las mujeres protagonices desde diferentes espacios una verdadera restitución de derechos.

“El apoyo que hoy recibimos las mujeres es muy grande, muestra de ello es la apertura en la educación, ya hemos dejado atrás esa costumbre de que las mujeres solo podíamos estudiar cocina, costura, belleza y carreras afines al trabajo del hogar, ahora estamos al frente de muchas tareas. Además del estudio tenemos el beneficio de ingresar al ámbito laboral una vez finalizadas nuestras carreras y eso es una muestra del interés del gobierno hacia nosotras” destacó.

Protagonismo de la Mujer en la educación

Loyda Barreda, Directora Ejecutiva del Tecnológico Nacional, comparte la misma satisfacción que las jóvenes estudiantes, ya que el gobierno central desde los diferentes espacios ha permitido que la mujer nicaragüense alcance una gran contribución y protagonismo, sobre todo en los espacios educativos, permitiendo así que las féminas contribuyan a la lucha en contra de la pobreza que impulsa nuestro país.

“El avance de las mujeres tiene que ver con la Revolución Sandinista, porque hay protagonismo, las mujeres hemos estado desde las primeras conquistas alcanzadas, producto de una línea histórica de lucha donde hombres y mujeres hemos estado con un aporte complementario, el cual nos ha permitido alcanzar espacios donde estamos de forma sumada protagonizando los cambios, participando en las transformaciones que se viven en un proyecto revolucionario” manifestó.

“Las mujeres estamos ubicadas en un primer eslabón en la cadena de protagonismo y estamos en la primera línea de la transformación y lucha en contra de la pobreza y esto nos permite estar al frente proponiendo, ideando, conduciendo y llevando un trabajo de complementariedad y consenso”, concluyó.