El Presidente de la República de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, aseguró que si bien el mundo ha experimentando grandes cambios, el Imperialismo se niega a aceptar esta realidad.

Durante la inauguración del Parque Eólico Comandante Camilo Ortega Saavedra, ubicado en el municipio de Rivas, el comandante Daniel subrayó que el mundo sigue revuelto por quienes quieren mantener la opresión sobre los pueblos de nuestro planeta a través de nuevas formas de colonización y de esclavitud en nombre de la democracia y la libertad.

Dijo que estas fuerzas expansionistas son los que han intentado y seguirán intentando derrotar los procesos revolucionarios en Nuestramérica, para con ello tratar de debilitar la integración de la región.

Aseguró que el imperialismo se ha enfrascado en América Latina, particularmente con la Revolución Bolivariana.

“Lo hicieron con el presidente Chávez (y) ahora lo intentan con el presidente Nicolás Maduro”, señaló.

Nuestramérica cerró filas en la OEA

Daniel dijo que en la Organización de Estados Americanos (OEA) se ha librado una gran batalla, a pesar de que este organismo ha sido el instrumento usado por Estados Unidos para agredir e invadir a aquellas naciones de la región que han luchado por la justicia, la libertad y la paz.

Recordó que este organismo fue utilizado para invadir República Dominicana, donde a las tropas yanquis se unieron contingentes militares de las dictaduras latinoamericanas, incluyendo las del tirano nicaragüense Anastasio Somoza.

“Ellos quisieran reeditar esos momentos, y lo están intentando porque allí está siempre presente la esencia del imperialismo, independientemente de quién sea el presidente de los Estados Unidos”, lamentó Daniel, recordando que los intereses de la industria militar es la que realmente gobierna al Imperio.

“El mundo ha cambiado, claro que ha cambiado el mundo, pero ese imperio no ha cambiado”, añadió el mandatario.

Indicó que no obstante hay fuerzas sociales, intelectuales y parte del pueblo que sabe identificar los daños que las políticas de sus gobiernos hacen en América y en el Mundo.

En el caso de la situación que vive Venezuela y los intentos de implicar a la OEA en la misma, aseguró que los países miembros cerraron filas a favor del gobierno venezolano, quedando solos Estados Unidos y el gobierno de Panamá.

Al respecto dijo que el pueblo panameño ha sido un pueblo rebelde, luchador y valiente, no así el actual gobierno que se prestó a ser vocero de los intereses del Imperio, el cual “veía desencadenarse una acción de parte de la OEA que culminara con las invasiones que hemos conocido en otros tiempos”.

“Aunque lo quiera (EEUU), ya no hay espacios para eso, y allí en esta sesiones de la OEA la inmensa mayoría de los pueblos de América Latina y el Caribe le dijeron a los intervencionistas, a los injerencistas: no queremos intervención, no queremos injerencia, hay que respetar a ese gobierno, un gobierno que fue electo”.

El líder sandinista explicó que cuando una revolución triunfa por la vía de las armas, el imperio recurre al bloqueo y a la guerra; pero cuando el gobierno ha sido electo por los votos, entonces el imperio sencillamente busca “utilizar a las fuerzas de oposición financiadas por ellos” para que protesten y pidan la salida de ese gobierno democráticamente electo.

“Si por protestas y movilizaciones en el mundo (…) deberían salir los gobiernos, hace rato que tenían que salir los gobiernos europeos y el gobierno norteamericano”, indicó Daniel, quien recordó que en esos país ha habido muchas protestas frente a la crisis económica y social.

Daniel aseguró que esa crisis golpea las economías de países como Nicaragua, ya que no controlamos los precios internacionales de sus productos, a diferencia de los países capitalistas que imponen los precios de los productos que ellos exportan.

Crisis de Ucrania

El mandatario también se refirió a la crisis que actualmente se vive en Ucrania, donde grupos fascistas salieron armados a las calles y con francotiradores forzaron el derrocamiento de un presidente democráticamente electo.

Expresó que cadenas televisivas como RT han sido los únicas donde se puede observar lo que realmente está pasando en ese país.

“Uno ve la criminalidad de esos grupos, masacrando a la gente, a la gente que no pensaba como ellos”, destacó Daniel, señalando que todos estos actos se han realizado en nombre de la democracia.

El mandatario recordó que este mismo esquema fue el usado para el derrocamiento del presidente hondureño Manuel Zelaya.

Manifestó que Ucrania tiene una población que no está de acuerdo con esos acontecimientos brutales, de allí que comunidades que tienen autonomía reclamen su independencia.

Subrayó que con el derrumbe de la URSS, los vencedores partieron a esos países usando la fuerza y no la voluntad de los pueblos, tal y como ahora se está planteando con el reclamo independentista en Ucrania.

No obstante, Daniel aseguró que nadie quiere la guerra, de allí que la esperanza es que haya una salida pacífica a la situación.

Nicaragua comprometida con la paz

El presidente nicaragüense aseguró que a Nicaragua le corresponde trabajar en medio de estas condiciones, ello gracias al pueblo nicaragüense es un pueblo luchador y valiente que ha logrado conquistar la paz y que está comprometido en seguir defendiéndola.

“Tenemos esa certeza y nos sentimos más fuertes lógicamente en la medida que tenemos a una América Latina y Caribeña más unida, porque es allí donde vamos a ir ganando el espacio frente a los potencias como los Estados Unidos y frente a las potencias como Europa”, afirmó.

“En la medida en que nosotros los latinoamericanos y caribeños nos integremos más en el campo económico, en el campo comercial, en el campo social, entonces vamos a ser realmente un polo de desarrollo”, aseguró Daniel.

Para el mandatario esto nos ubica en mejores condiciones para trabajar por un mundo más justo frente a los otros grandes bloques existentes.

Unidos en la CELAC

Daniel recordó que Nicaragua tiene un largo historial de lucha antiimperialista.

Destacó que un hecho verdaderamente histórico ha sido el fortalecimiento de la integración de nuestros pueblos para convertir la región en una zona de paz, a través de la conformación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Dijo que la fuerza vital que aceleró este proceso de integración fue el líder de la Revolución Bolivariana de Venezuela, el Comandante Eterno Hugo Chávez Frías.

Aseguró que la conformación de la CELAC no fue vista con buenos ojos por Estados Unidos, a pesar de lo cual América Latina continúa librando la batalla, al igual que Cuba continúa resistiendo el bloqueo del imperio.

“Ahora América Latina reconoce la legitimidad que se ha sabido ganar la Revolución Cubana con su proyecto socialista”, dijo Daniel, destacando que no es casual que la última reunión de la CELAC se haya realizado precisamente en Cuba, país al que le reiteró el abrazo solidario del pueblo y gobierno de Nicaragua por el sensible fallecimiento de la heroína Melba Hernández.