El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, inauguró la tarde-noche de este martes el Parque Eólico “Comandante Camilo Ortega” en el departamento de Rivas, con lo cual se contribuirá a ampliar la capacidad de generación a base de energía limpia.

El Alcalde del Poder Ciudadano en Rivas, compañero Wilfredo López, dio la bienvenida al Presidente de la República de Nicaragua, en ese municipio, donde el mandatario presidió la inauguración del proyecto energético alternativo.

En sus breves palabras, el Alcalde indicó que “hoy nos place estar dando la bienvenida en nombre de todos a este proyecto, uno más que desarrolla este Gobierno que preside nuestro Comandante Daniel y la Compañera Rosario (Murillo), que es transformar la energía de nuestro país a una energía renovable”.

López resaltó el nombre del Parque Eólico en memoria del Comandante Camilo Ortega Saavedra, quien es considerado como el Apóstol de la Unidad Sandinista. “La unidad de todos los nicaragüenses, unidos por el Bien Común de este país, en reconciliación y haciendo patria siempre para este pueblo”.

También afirmó que Rivas fue privilegiado poo Dios “por darnos esa naturaleza de poder producir riqueza transformada en energía, que seguirá transformando los hogares de Nicaragua”, concluyó.

Energía seguirá transformando los hogares de los nicaragüenses

El mandatario nicaragüense, en su intervención, explicó que en este proyecto se están combinando esfuerzos con los hermanos de la República Bolivariana de Venezuela para lograr la generación de energía a base del viento, lo que se suma a la generación que otras cinco empresas privadas ya están haciendo en la misma zona de Rivas, al igual que la energía a base de calor geotérmica, en la cual se está avanzando y actualmente se generan más de 51 megavatios.

El Presidente destacó las condiciones que presenta la zona de Rivas para el desarrollo de proyectos como éste, dado que es una de las zonas de vientos más privilegiadas en el mundo y donde ya se han instalado varios proyectos privados que han recibido el apoyo indiscutible del Gobierno del Frente Sandinista, tales como Amayo, Blue Power y Eolo.

“A estos proyectos privados inclusive les costó la inversión, porque cuando se trata de una inversión en un país que da mucho riesgo, entonces el que va a prestar el dinero cobra más intereses y estos primeros proyectos como Amayo, Blue Power y Eolo, estos tres proyectos se desarrollaron con un costo superior a este proyecto (Parque Camilo Ortega). Las condiciones financieras que tuvieron que asumir fueron mucho mayores por el factor riesgo de la inversión”, agregó el mandatario.

Refirió que el Proyecto Eólico “Comandante Camilo Ortega” se está realizando cuando existe en el país un mayor grado de estabilidad utilizando recursos y financiamiento producto del esquema de cooperación de la hermana República Bolivariana de Venezuela con Nicaragua, logrando un ahorro de 20 millones de dólares en comparación con los otros proyectos que se han instalado en la misma zona.

“Y seguramente que vendrán más proyectos eólicos porque esto va a continuar, este proyecto va a continuar, se va a seguir ampliando hasta llegar a los 66 megavatios y vienen muchos inversionistas a nuestro país que quieren también un proyecto eólico, hay mucho entusiasmo en Nicaragua con los proyectos eólicos y vamos combinando claro, porque no podemos depender solamente del proyecto eólico, porque todos sabemos que la energía cuando se mueve con el viento tiene sus tiempos de mayor velocidad, más fuerza del viento y entonces hay más velocidad en los aerogeneradores y por tanto más energía, si baja la velocidad menos energía”, expuso el Presidente Daniel.

Añadió que paralelo a estos proyectos de energía renovable también se están desarrollando pequeños proyectos hidroeléctricos en todo el país y el más grande de ellos es Tumarín, que se está trabajando con Brasil y cuyos costos de inversión oscilan en los US$1,200 millones de dólares, proyecto que se hace mancomunado con otros organismos internacionales, porque Nicaragua para poder atender sus demandas de orden económico y de orden social, es un país que necesita combinar la cooperación internacional con lo que es la inversión local, la inversión extranjera, la inversión en un campo complementario y solidario como es el caso del ALBA y Petrocaribe para movilizar de instituciones financieras como el BID, el Banco Mundial, Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Apoyo de Venezuela permitió cambiar la situación el país

Daniel recordó que en el año 2007, cuando el FSLN llegó al Gobierno la capacidad eléctrica instalada en el país estaba colapsando rápidamente y producto de ello se tenían cerca de 12 horas de racionamiento energético en todo el territorio nacional.

“De 1990 al 2007 pasaron tres gobiernos, tres gobiernos que contaron con toda la cooperación de la comunidad internacional, contaron con toda la cooperación de los Estados Unidos de Norteamérica, contaron con toda la cooperación de Europa y nos encontramos con que en el año 2007 la energía en nuestro país, que andaba en una capacidad instalada de unos 500 Megavatios, esa energía estaba colapsando rápidamente, una verdadera tragedia la que estaba viviendo Nicaragua”, declaró.

El Comandante Ortega señaló que la acción inmediata implementada por el Gobierno del Frente Sandinista para resolver la crisis energética fue el apoyo del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Comandante Hugo Chávez Frías, quien tomó la decisión de montar una operación relámpago con Nicaragua, “y a partir de esa operación relámpago pudimos nosotros sostener las bases en la generación para que la economía no colapsara, porque el colapso del país hubiera sido total en el campo económico, en el campo social, en todos los campos hubiera colapsado el país”.

Sostuvo que la medida de emergencia ejecutada con el apoyo de Venezuela permitió contar con generadores en el corto plazo, que con la cooperación de técnicos venezolanos y técnicos cubanos trabajando de la mano con los técnicos nicaragüenses se logró su instalación en tiempo récord y con ello cambiar la situación del país, crear un clima de mayor estabilidad que también permitió que poco a poco empezaran a llegar inversiones Nicaragua.

“Entonces a partir de ese factor de la energía y del ánimo del pueblo, la disposición del pueblo, los deseos de trabajo de todo los nicaragüenses, fuimos logrando estabilidad, seguridad, gobernabilidad y esto permitió que luego inversionistas privados empezaran con estos proyectos eólicos. Los primeros proyectos eólicos que se instalan en Nicaragua son a partir del regreso al Gobierno del Frente Sandinista de Liberación Nacional”, puntualizó.

“Nosotros continuamos con otros proyectos también, como les decía, inversionistas canadienses que se han interesado en invertir aquí en la geotermia han venido invirtiendo, invirtiendo pero en condiciones difíciles porque no es fácil el financiamiento para una inversión como esa, el costo de la inversión geotérmica es más alta, pero luego es una energía muy estable, muy segura, no tiene estas oscilaciones que tiene la energía eólica, el factor contaminante es también un factor que no pesa y ya estamos logrando alcanzar el día de hoy 51 MW en energía térmica”, finalizó.

Daniel recuerda a Camilo Ortega, William Ramírez y al Presidente Chávez

Antes de finalizar el acto de inauguración del Complejo Eólico “Comandante Camilo Ortega Saavedra”, ubicado en el departamento de Rivas, el Presidente Daniel rindió un homenaje a los héroes y mártires que cayeron luchando por Nicaragua, resaltando a Camilo Ortega, Arnoldo Quant y Moisés Rivera, mártires de la Insurrección Popular de Monimbó.

“36 aniversario, este año, de la Insurrección de Monimbó y recordamos nosotros a los héroes y mártires de Monimbó, recordamos a Camilo, a Arnoldo Quant, a Moisés Rivera, compañeros, combatientes del Frente Sandinista, que se dirigieron inmediatamente a Monimbó cuando la insurrección, como era su deber y ahí cayeron combatiendo. Cayeron combatiendo porque estaba el combate, los hirieron en combate, heridas realmente mortales y se los llevaron y luego lo que hicieron fue rematarlos”, recordó Daniel.

El Comandante resaltó que su hermano Camilo luchó por la unidad de los nicaragüenses en aquellos momentos de división. “Camilo luchó por la Unidad y por eso es que Tomás Borge le llamó el Apóstol de la Unidad Sandinista”, explicó.

“Y es lo que más tenemos que cultivar los sandinistas y los nicaragüenses: la unidad, en estos tiempos donde los sembradores de cizaña andan por todos lados. Imagínense, lo decía Cristo en aquellos tiempos, que los sembradores de cizaña andan por todos lados. Y ahí la Unidad es la que nos da la fortaleza para alcanzar la estabilidad, para defender la Paz, para garantizar la gobernabilidad”, agregó.

Daniel también rindió homenaje al Compañero William Ramírez, a un aniversario más de su partida el 10 de marzo del 2003. El mandatario afirmó que el Compañero William Ramírez fue “un luchador extraordinario, luchador por la unidad” quien falleció después del triunfo de la Revolución, habiendo cumplido múltiples tareas.

Finalmente, Daniel recordó que en este mes de marzo se han instalado fechas importantes. “Decimos marzo e inmediatamente decimos ¡Chávez! y decimos marzo y decimos ¡Sandino Vive la Lucha Sigue!; y al decir marzo decimos ¡Chávez vive, la lucha sigue!”.

“Chávez pasó por aquí y se quedó en la conciencia, en el alma, en el espíritu del pueblo nicaragüense”, aseguró el Presidente Daniel.