Pobladores de la Cooperativa Pablo Úbeda ubicada en el municipio de Mateare en el departamento de Managua, reflejan en sus rostros la satisfacción de ver sus derechos restituidos a contar con el servicio de energía eléctrica, el cual fue posible gracias al trabajo constante que realiza el gobierno central a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) quienes de manera ardua llevan este servicio a todas las comunidades del territorio nacional.

En este lugar donde sus pobladores se dedican al trabajo agrícola, señalaron que por algún tiempo esperaron con ansias este proyecto de electrificación, el que hoy mejora su calidad de vida, permitiéndoles vivir con más tranquilidad y poder realizar sus jornadas laborales aún cuando cae la noche.

“La instalación de este servicio para nosotros es una bendición de Dios y departe de nuestro gobierno ya que aquí estábamos sin luz, toda nuestra comunidad está feliz y estamos agradecidos porque nos han tomado en cuenta. Antes teníamos que recorrer grandes distancias para poder comprar alguna bebida helada o comprar hielo, ahora que tenemos este servicio vamos a poder comprar nuestro propio refrigerador e iniciar una nueva vida” destacó Evita Moreira.

“Vivimos en una zona rural y ahora que ya tenemos la energía podemos salir sin temor a ser víctima del piquete de algún animal, además la luz es útil para mantenernos informados a través de la televisión y estamos agradecidos con este gobierno que se hizo realidad después de tantos años de espera” manifestó Margarita Bravo.

Por su parte, el compañero Domingo Cáceres, representante de Enatrel, destacó los avances que se han obtenido en cuanto a la electrificación en este municipio, permitiendo que cada vez sean más las familias que cuentan con una mejor forma de vida.

“Con este proyecto hemos logrado electrificar un total de veinte viviendas con un total de 64 protagonistas, permitiéndoles bienestar y seguridad. En este municipio hemos ejecutado 16 proyectos similares, llevando la electrificación a un total de 2,624 viviendas y restituyendo los derechos de 16 mil familias que han sido atendidas, con una inversión de 15 millones de córdobas” concluyó.