Con el objetivo de fortalecer el Modelo de Bienestar de las Personas, la Familia y la Comunidad, a través del cuido y resguardo de la salud humana, animal, vegetal y del medio ambiente, la Comisión Nacional de Registro y Control de Sustancias Tóxicas ha creado una serie de especificaciones en cuanto al uso y comercialización del Fosfuro de Aluminio, tomado en cuenta que esta es una sustancia altamente tóxica que pone en riesgo a los seres humanos.

Ulises Narváez, presidente de la comisión, señaló que el objetivo principal de este ente regulador, es garantizar que la población realice el uso adecuado de esta pastilla, la cual tiene fines agrícolas, sin embargo en los últimos años ha sido utilizada para otros fines.

“El Fosfuro de Aluminio también conocida como la ‘pastilla de curar frijoles’ o ‘pastilla del amor’, como tal no tiene una prohibición sino una aplicación de restricciones, lo que se aplica en la resolución 01-2014 de la Comisión, es la prohibición de su libre venta, ya que estará sometida a regulaciones, los distribuidores que importan esta sustancia y la comercializan en el país tienen que tener un registro en la comisión y estas a su vez tiene que registrar al comprador del producto”, señaló.

“El comprador por su parte, tiene que venir previamente a esta comisión a solicitar un permiso de compra, porque todo aquel que no cuente con este documento, el distribuidor se ve en el deber de no efectuar la venta del producto, siendo estas las regulaciones que se están aplicando”, añadió.

Narváez afirmó que la implementación de estas restricciones se debe al mal manejo que se ha reportado de esta sustancia, la cual se comercializa en lugares no autorizados, permitiendo así que todo el público tenga acceso a ella.

“Las prohibiciones se efectuaron porque esta pastilla es una banda roja, altamente tóxica y realmente hay un mal uso y manejo de la misma en el país, dado que con mucha facilidad cualquier persona puede someterse a comprarla y atentar contra su propia vida y la tasa e intento de suicidios en el país es muy alta en cuanto al uso de este tipo de sustancias”, dijo.

“La comercialización de estas pastillas se realiza en pulperías, veterinarias y en cualquier comercio, actualmente podemos encontrarlas en varios lugares, sobre todo en el mercado negro, entonces nosotros tenemos que estar fiscalizando mejor las importaciones y las distribuciones que se hacen en el país para poder dar una respuesta a esta resolución”, recalcó.

De igual forma, Narváez manifestó que esta comisión trabaja en pro del bienestar de las familias nicaragüenses, dando cumplimiento a las orientaciones del Gobierno Sandinista.

“Esta es una muestra del interés de nuestro gobierno por garantizar la seguridad de los nicaragüenses con respecto al control de las sustancias tóxicas y de esta manera mitigar los daños que ocasionan, además estamos trabajando en la aplicación de las normativas para así poder dar respuesta a esta situación” finalizó.