El Banco Central de Nicaragua (BCN) informó que el Producto Interno Bruto (PIB) cerró el año 2013 con un crecimiento del 4.6%, principalmente gracias a la dinámica de sectores como servicios y comercio, seguido por el buen desempeño de la construcción, la manufactura, las actividades agropecuarias, la minería y la pesca.

Estos datos fueron dados a conocer en conferencia de prensa por el presidente del BCN, Ovidio Reyes, quien valoró como positivo el comportamiento de la economía nicaragüense durante el año pasado, a pesar del contexto internacional adverso.

“La caracterización fundamental es que tuvimos un crecimiento económico por encima de la media que hemos estado observando durante los últimos 10 o 15 años, que tuvimos también un crecimiento y estabilidad en el empleo, que observamos unas finanzas públicas y una deuda pública sostenibles, y un sector externo que, aún caracterizado por una baja en los precios internacionales, se mantuvo con una dinámica positiva”, expresó Reyes.

En términos concretos el Banco Central refleja que en 2013 la inflación acumulada se ubicó en un 5.67%, las reservas internacionales alcanzaron los 1 mil 993 millones de dólares, y la Inversión Extranjera Directa un 1 mil 358.4 millones de dólares.

En materia laboral y salarial continúo un clima de estabilidad, el cual permitió la continuidad del crecimiento del empleo, de tal manera que el desempleo abierto se ubicó en 5.3% a finales del 2013. A ello hay que agregar un crecimiento del 8% en el número de asegurados, y un crecimiento del 7.4% en los salarios promedio.

El sector financiero registró por su parte un crecimiento del 13.9% en los depósitos y 21.3% en el crédito.

Zonas francas sacaron a flote exportaciones generales

Reyes indicó que a pesar de los malos precios en los productos que exporta el país, la economía nacional no se resintió como se podría haber esperado.

“La economía está desarrollando mejores mecanismos de absorción de estos shock y de estas perturbaciones y de alguna manera está desarrollando una mejor resistencia a los mismos como resultado de una mejor dinámica de la economía interna, de un sector construcción más dinámico y de un mayor dinamismo en la producción de bienes y fundamentalmente servicios”, subrayó.

En este sentido señaló que las exportaciones nacionales sumaron un total de 4 mil 598 millones de dólares, de los cuales 2 mil 198 millones corresponden a zonas francas y 2 mil 400 millones a exportaciones de bienes nacionales.
“Las exportaciones que se observaron de zonas francas compensaron la reducción que se observó en el monto exportable de los bienes y servicios”, destacó Reyes.

Entre los principales productos tradicionales exportados por Nicaragua están el oro, la carne, el café, el azúcar, los lácteos, el maní, los camarones, frijol, langosta y ganado en pie.

Finanzas públicas sanas

El BCN también refleja que las finanzas públicas tienen un déficit del 1% del PIB, lo cual es perfectamente financiable y sostenible. Añadió igualmente que la deuda pública es del 49.7% del PIB, es deci,r hay una consolidación de este factor.

“Con una deuda pública de 49.7% del PIB nosotros podemos asegurar que nos encontramos dentro del rango de sostenibilidad internacional de la deuda, la cual no debe ser superior a un rango de entre 60 y 70 por ciento del PIB”, explicó Reyes.

Perspectivas para el 2014

Para el 2014 se espera el PIB crezca entre 4.5 y 5 por ciento, y la inflación se ubique entre un 6 y un 7 por ciento.
Este año el crecimiento estará respaldado por un mejor contexto internacional, no obstante, persisten riesgos como las variaciones del precio del petróleo o las tasas de intereses internacionales.