Con júbilo, la feligresía y el Clero de la Diócesis de Matagalpa recibieron a Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes, quien esté domingo visitó esa diócesis, donde por 13 años sirvió como Obispo.

En la Parroquia Inmaculado Corazón de María, miles de feligreses se convocaron desde tempranas horas para darle una calurosa bienvenida.

Desde todas las parroquias de Matagalpa y de sus municipios, llegaron familias católicas para saludar al nuevo Cardenal y escuchar su mensaje.

Aquí los fieles le dedicaron poemas y en sus palabras recordaron que el Cardenal Brenes siempre ha estado en el corazón de los y las matagalpinas, quienes lo ven como un padre y hermano.

Posteriormente, el Cardenal fue recibido por el clero diocesano y presidió una solemne misa campal en las afueras de la Catedral de Matagalpa.

En su visita, el Cardenal estuvo acompañado de su mamá, familiares cercanos y de las autoridades locales de Matagalpa.

Durante su homilía el Cardenal Brenes recordó que el Papa Francisco aboga por una iglesia misionera en la tierra al servicio de los más pobres.

En ese sentido explicó que como Cardenal estará pastoreando su rebaño al frente, guiándole; en medio, compartiendo con el pueblo la fraternidad y las bendiciones; y desde atrás, observando el desarrollo de la Iglesia que es conformada por todos.
El Cardenal Brenes también indicó que el poder de su investidura radica en el servicio al pueblo cristiano acompañandole en la búsqueda del Bien Común.

Por su parte, el Obispo de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, manifestó que el nombramiento del Cardenal Brenes ha fortalecido a la Iglesia nicaragüense.

Destacó que en sus tiempos de Obispo en Matagalpa, el Cardenal Brenes institucionalizó la visión de obispo misionero.

Matagalpa forma parte de mi historia

El Cardenal Brenes aseguró que su llegada a la Diócesis de Matagalpa le provocó muchos recuerdos gratos de cuando el fue Obispo en esa región.

"Hoy es un momento hermoso de recordar y de vivir esos 13 años y medio que el Señor me regaló para poder crecer como sacerdote y poder crecer como obispo", expresó.

Señaló que el cariño de los feligreses lo ha notado de manera especial en los rostros de las familias del campo y los niños que salieron a saludarle.

"Eso me ha marcado aquí en Matagalpa porque son miradas que llevan todo un cariño que surge de lo profundo de su ser, de su corazón", afirmó.

Diálogo Iglesia-Estado es para trabajar por el Bien Común

El Cardenal Brenes explicó que desde hace años la Iglesia está solicitando un diálogo con el Gobierno.

Al respecto dijo que "hemos tenido a nivel de los ministerios, con los ministros siempre un diálogo con ellos, una cercanía".

Recordó que con motivo de la celebración del Centenario de Nicaragua como provencia eclesiástica, las autoridades de la Iglesia se reunieron con el Presidente Daniel y la compañera Rosario en un ambiente fraterno "en el cual hay indicios que en unos meses no muy lejanos podamos tener un encuentro, en el cual podamos aportar sugerencias a partir del contacto permanente que nosotros tenemos con nuestros fieles".

"El Santo Padre dice que la relación de la Iglesia con los Estados debe ser una relación de trabajar por el Bien Común", afirmó.

Feligreses regocijados por visita del Cardenal Brenes

Fieles católicos de todas las comunidades de Matagalpa recibieron con música, danza, banderas y alegría al Cardenal Leopoldo Brenes.

"El se fue de aquí convertido como obispo y ahora lo recibimos nuevamente convertido en Cardenal, eso nos regocija mucho", señaló Silvia Espinosa, pobladora de Matagalpa.

"Nosotros siempre hemos estado en oración por polito y siempre lo vamos a tener presente ahora que es Cardenal su misión es más grande y estamos seguros que el la va a desarrollar muy bien y con humildad", manifestó Isabel López.

"Cuando estuvo aquí el trabajó por los pobres, llevando paz y bendiciones al prójimo, nos alegramos porque ahora compartirá todos sus dones con todo el pueblo católico de Nicaragua", expresó Rafael Jiménez.