Centenares de católicos jinotepinos dieron un gran recibimiento con una procesión por la calles de esa ciudad y con una misa realizada frente a la parroquia de San Sebastián, a Su Eminencia Cardenal José Leopoldo Brenes, quien llegó a Jinotepe en su primera visita pastoral fuera de Managua.

La procesión, que resultó ser muy colorida, se extendió por varias cuadras y era acompañada con sirenas de los carros de bomberos, la Policía Nacional, representaciones estudiantiles, gimnasia rítmica, el grupo folklórico del Toro Huaco, el Viejo y la Vieja, entre otras expresiones de la tradición nicaragüense.

Entre tanto, el Cardenal Brenes saludaba a los fieles católicos que se salían a las puertas a ver pasar la procesión, mientras algunas personas lanzaban cohetes y morteros en señal de alegría y gozo.

El Cardenal Brenes el encabezar la misa concelebrada que se realizó desde el atrio de la parroquia de San Sebastián, con centenares de feligreses al frente, dijo “gracias Señor por este regalo hermoso que ha dado a esta iglesia arquidiocesana, a esta iglesia que peregrina en Nicaragua, en Centroamérica, porque llamó a uno de sus hijos, a mí, sin merecerlo de mi parte, para acompañar el Papa en su labor evangelizadora”.

Añadió “que no es coincidencia, sino una obra del Señor que haya querido enviarme a ustedes aquel 12 de enero cuando todos ustedes al igual que yo estábamos sorprendidos por el anuncio tan de mañanita que el Santo Padre comunicaba al mundo católico que tomaba la decisión de llamar a un grupo de obispos para formar parte del colegio cardenalicio”.

Continuará caminando con los fieles como su pastor

Señaló que ahora continuará caminando como el pastor, el amigo, el hermano mayor en la fe del pueblo católico y recordó que hace 35 años le recibieron en Jinotepe, cuando en el año 79 el Cardenal Miguel Obando y Bravo le envió a ser párroco de la iglesia San Antonio.

Añadió a la vez que siente a 35 años de aquel momento, el mismo cariño, el mismo amor del pueblo jinotepino, por lo cual dijo que es hermoso estar nuevamente en Jinotepe.

Por otra parte, la alcaldesa de Jinotepe, licenciada Karla Zúniga, al término de la misa de acción de gracias, entregó al cardenal José Leopoldo Brenes, las llaves de la ciudad, lo que el alto prelado de la Iglesia Católica agradeció profundamente.