Durante el cuarto fin de semana de desarrollo de las clases del Programa de Educación Rural, jóvenes de la comunidad Cuajachillo II, en el municipio de Ciudad Sandino, asistieron desde tempranas horas al colegio Fray Jesús de Pamplona para recibir las asignaturas correspondientes al plan de estudios secundarios, los que son impartidos por los maestros voluntarios de este lugar.

Durante un recorrido por este humilde pero digno centro, en compañía de la vice titular del Ministerio de Educación (MINED), compañera Norma Irías, logramos constatar la asistencia de 15 estudiantes entre ellos hombres y mujeres provenientes de las comunidades cercanas al colegio, quienes destacaron la importancia de la oportunidad que les brinda el gobierno de continuar con sus estudios.

“La oportunidad que nos está brindando el gobierno es muy buena porque antes teníamos que viajar hasta fuera de la comunidad para poder estudiar la secundaria, ahora estamos aprovechando esta oportunidad de estudios tan cercana, además las clases son muy buenas y los maestros nos tratan con mucho amor”, dijo Jennifer Velásquez

“La educación rural es una gran ayuda para nosotros, en mi caso me retiré durante dos años de los estudios porque el colegio me quedaba a más de cinco kilómetros de distancia y la verdad es que eso me dificultaba ir a estudiar, ahora que el gobierno nos ha brindado esta oportunidad me siento comprometida a echarle ganas para ser una alumna excelente”, destacó Kenia Ulloa.

“Estudiar por encuentros en este nuevo programa que está desarrollando el gobierno es una experiencia muy buena y me gusta, porque logramos educarnos e interactuar con otros jóvenes, hace un año que no estudiaba pero ahora que las clases están cerca de nuestras casas tenemos la oportunidad de superarnos y salir adelante”, señaló Robinson Rodríguez.

Además del aprendizaje recibido, los estudiantes de este centro reciben la merienda escolar, la cual es elaborada por los padres de familia y los miembros del Poder Ciudadano quienes se han sumado a esta campaña nacional de educación. Así mismo los estudiantes recibieron sus paquetes escolares conteniendo cuadernos, lápices, borradores y una mochila, lo cual permite que los estudiantes no tengan impedimento alguno para dejar de asistir a sus clases.

La compañera Irías, señaló que a nivel nacional se registra una matrícula de 15 mil estudiantes en la campaña de Educación Rural, lo que demuestra el interés de los jóvenes por superarse y ser elementos fundamentales en el desarrollo de sus familias y comunidades.

“La modalidad de la Secundaria Rural es de mucho interés para nuestro gobierno, siendo algo necesario para el desarrollo en el área rural y por lo tanto nosotros consideramos que la asistencia y el seguimiento permanente es importante para asegurarnos que los niños y jóvenes participen de la Secundaria Rural y no tengamos contratiempo para que el ejercicio de la enseñanza–aprendizaje se desarrolle con normalidad” señaló.

“En los centros se está desarrollando un aprendizaje aterrizado a la realidad rural, analizando documentos en los que se muestra la vida en el campo, lo que facilita el ejercicio y la comprensión de lo que se está trabajando y estamos empeñados en asegurar la cobertura y la permanencia de los niños en la escuela”, concluyó.