El canciller cubano, Bruno Rodríguez rechazó hoy las formas de guerra no convencionales que se emplean en varios países del mundo, entre ellos Venezuela y Ucrania.

"Los que deliran con el éxito en Cuba de estas formas de guerra y sus agentes pagados internos chocarán con una Revolución que sabe defenderse y con el poder político y la soberanía que como principal conquista ejerce nuestro pueblo", afirmó Rodríguez en conferencia de prensa.

Denunció la circular de entrenamiento 18-01 de las fuerzas de operaciones especiales de Estados Unidos que describe la realización de operaciones subversivas destinadas a atacar y degradar la moral, la fuerza política, sicológica, económica o militar del adversario.

Además dichas operaciones utilizan el apoyo de un socio de coalición o un tercer país para debilitar o restar legitimidad a un gobierno, generar descontento, provocar eventos catalizadores y crear condiciones favorables para la intervención, apuntó el canciller. Mencionó el empleo de propaganda, boicot y sabotajes, aún en ausencia de hostilidades declaradas, para degradar la capacidad de forma que un levantamiento popular contra el palacio presidencial pueda derrocar al gobierno.

El ministro de Relaciones Exteriores cuestionó las garantías que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) puede dar sobre la no aplicabilidad de esos conceptos contra Venezuela, Cuba y otros países de América Latina y el Caribe, región recientemente declarada como zona de paz.