El Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega y la Primera Dama, Rosario Murillo, se encuentran en Venezuela para participar en los homenajes del primer aniversario de fallecido del Presidente Hugo Chávez.

Pero este homenaje también será para manifestarle al actual mandatario Nicolás Maduro, su total e irrestricto apoyo, ante la andanada emprendida para la ultraderecha internacional y los fascistas venezolanos, que intentan perpetrar un golpe de estado.

A estos homenajes asistirán varios presidentes, legisladores y líderes políticos de NUESTRAMERICA que dirán PRESENTE al pueblo venezolano que defiende con su sangre de patriota la verdadera democracia que se ha instaurado en ese país bolivariano.

La arremetida de la derecha sanguinaria y retrograda de Venezuela, apoyada por los medios de comunicación de la más rancia ultraderecha internacional, continúan en su empeño de perpetrar un golpe de estado.

Estos medios de comunicación de la ultraderecha internacional, a la que se unió el partido político Diario La Prensa de Nicaragua, callan miserablemente las muertes de ciudadanos inocentes y los destrozos multimillonarios causados sin misericordia por los fascistas venezolanos.

La destrucción de viviendas de partidarios del chavismo que lidera el Presidente Nicolás Maduro, el asalto a supermercados y concesionarias de automóviles incendiados y las muertes provocadas por estos insensible fascistas, son calladas y ocultadas por esos medios de la ultraderecha internacional.

Pero las voces de los verdaderos demócratas se hacen sentir a lo largo de NUETRAMERICA y expresan sin ambages su solidaridad al pueblo bolivariano en defensa del legítimo gobierno presidido por el Presidente Nicolás Maduro.

Por más que los medios de comunicación de la ultraderecha internacional quieran ocultarlo, es innegable que el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro ha demostrado un absoluto apego a la defensa de los derechos humanos frente a las violaciones a esos derechos que realizan todo los días los fascistas venezolanos.

Esa defensa de los derechos humanos emprendida por el mandatario venezolano, se ha querido desvirtuar, como ya lo hemos expuesto con anterioridad, a través de una brutal campaña de tergiversación y manipulación mediática.

Esa brutal campana mediática tiene su base en la ciudad norteamericana de Miami, donde se encuentra lo más rancio de la ultraderecha encabezada por cubanos y venezolanos y de esas esa ciudad se disemina a los otros medios fascistas, entre ellos el partido político Diario La Prensa de Nicaragua.

A pesar de que el Presidente Nicolás Maduro ha convocado a una Conferencia Nacional por la Paz con sectores empresariales, la sociedad civil y la Iglesias Católica, los fascistas la rechazan y los medios de comunicación de la ultraderecha la ocultan.

Por el contrario, estas cadenas mediáticas internacionales, lejos de contribuir a la promoción de la paz, insisten en presentar una imagen distorsionada de la realidad venezolana e incitan a los ciudadanos ejercitar la violencia y la muerte generada por los grupos fascistas y extremistas.

Esa incitación a la violencia, en un país y un gobierno bolivariano que desea la paz, los fascistas han dejado un reguero de muertos inocentes, porque lo único que les interesa en seguir las instrucciones de sus superiores para dar el golpe de estado que, en definitiva nunca se llevará a efecto, porque el pueblo bolivariano de Venezuela y todos los pueblos de NUESTRAMERICA, lo impedirán de una u otra forma.

Así es que en este primer aniversario que recordamos el paso a la inmortalidad del Comandante Hugo Chávez, el Presidente Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, se encuentran en Caracas para brindar de primera mano, su apoyo total e irrestricto al gobierno Bolivariano que lidera el Presidente Nicolás Maduro y estamos seguros que los otros mandatarios de NUESTRAMERICA y lideres de otras partes del mundo, harán lo mismo.