La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, destacó a través de los medios del Poder de las Familias y Comunidades, el recibimiento que la noche de este lunes el Presidente Daniel Ortega le brindó a Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes, a su regreso de Roma, donde fue elevado a la dignidad de Cardenal de la Iglesia Católica por Su Santidad el Papa Francisco.

“Qué alegría la de anoche cuando estuvimos compartiendo y departiendo con los representantes de la Conferencia Episcopal, con Su Eminencia El Cardenal Miguel, recibiendo con la familia del Cardenal Brenes, recibiéndolo a él que venía desde Roma a encontrarse con su pueblo, a su tierra, ya investido como Cardenal de la Iglesia Católica”, comentó Rosario.

“Estuvimos de verdad muy orgullosos recibiéndole en el Aeropuerto, acompañándolo en el saludo a sus familiares y en el saludo a los miembros de la Conferencia Episcopal que estaban ahí, recibiéndole el presidente de la Conferencia Monseñor Sándigo, otros obispos, otros sacerdotes y amistades y familiares”, agregó.

“Contentos, conversando, trajo el saludo del Papa Francisco para el pueblo de Nicaragua, para las familias nicaragüenses y fue una buena noche para Nicaragua”, aseguró la Compañera.

Rosario destacó el impresionante despliegue de la juventud y de las familias nicaragüenses quienes salieron a la carretera para saludar al Cardenal Brenes mientras se dirigía a la Catedral de Managua.

Finalmente, manifestó que “tenemos la bendición de contar con dos cardenales, Su Eminencia Reverendísima el Cardenal Miguel, y Su Eminencia Reverendísima, Monseñor Leopoldo Brenes. Un país tan pequeño y con dos Cardenales, eso dice mucho de nosotros, dice mucho de nuestra fe, de nuestra devoción, dice mucho de lo que somos los nicaragüenses, por eso es que decimos y reafirmamos cada día que Nicaragua es Cristiana, Socialista y Solidaria, nos sentimos orgullosos de decirlo y orgullosos de ser un pueblo creyente, lleno de valores, lleno de ideales, lleno de fe”.