El presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró hoy que desde el punto de vista estrictamente legal, Víctor Yanukovich es el único presidente legítimo de Ucrania, aunque prácticamente cedió el poder a la oposición.

"Jurídicamente, hay solo un presidente legítimo. Está claro que no tiene ningún poder. Pero ya lo he dicho y quiero reiterar que jurídicamente, ese presidente legítimo es, sin lugar a dudas, solo Yanukóvich", insistió Putin en rueda de prensa.

Indicó que únicamente existen tres formas legales de que un presidente abandone el poder. "La muerte, la renuncia expresa y el proceso de destitución, un procedimiento que está previsto en la Constitución y en el que deben intervenir el Tribunal Constitucional, el Supremo y la propia Rada (Parlamento). Es un procedimiento largo y complejo que no se ha realizado", recalcó.

Según el líder ruso, al firmar el 21 de febrero el acuerdo con la oposición para resolver la crisis, el mandatario ucraniano cedió de facto el poder.

"El presidente Yanukóvich, con la mediación de los ministros de Exteriores de tres países europeos, Polonia, Alemania y Francia, y en presencia de mi representante, calidad en que actuó el defensor del pueblo de Rusia, Vladímir Lukin, firmó con la oposición aquel acuerdo por el que cedió prácticamente su poder", aseveró Putin, al señalar que Yanukóvich "accedió a todo lo que exigía la oposición".

Agregó que el depuesto presidente ucraniano no tenía posibilidades de renovar el mandato en las próximas elecciones presidenciales.

"Quisiera entender por qué se hizo. En el fondo, cedió todo el poder. Creo, y se lo había dicho así, que no tenía posibilidad alguna de ser reelegido. Es algo en que coincide todo el mundo, todos mis homólogos con los que he hablado por teléfono estos últimos días. ¿Por qué se emprendieron acciones ilegales y anticonstitucionales que arrastraron al país al caos en que está sumido ahora?", expresó.

En particular, el presidente ruso criticó la disolución del Tribunal Constitucional de Ucrania por vulnerar tanto la legislación nacional como la internacional. "Las llamadas autoridades actuales decidieron disolver el Tribunal, algo que se sale de cualquier ley, tanto de las leyes de la propia Ucrania, como de las europeas". Denunció asimismo que se dio la orden a la Fiscalía General de investigar a los magistrados de la Corte, medida que calificó de un "disparate".

En opinión de Putin, las nuevas autoridades ucranianas carecen de representación nacional.

"Lo que voy a decir ahora no me compete en absoluto, y no pensamos entrometernos. Pero sostenemos que a todos los ciudadanos de Ucrania, residan donde residan, se les deben garantizar los mismos derechos para participar en la vida del país y para determinar su futuro. Yo en el lugar de los que se consideran autoridades legítimas, aceleraría los correspondientes procedimientos. Porque no cuentan con una aprobación nacional para realizar la política interior, exterior y económica y menos aún para determinar el futuro de Ucrania", resumió.

Además, aconsejó a Ucrania convocar un referéndum y aprobar la nueva Constitución. Destacó que Rusia no reconocerá la legitimidad del nuevo presidente ucraniano, si las elecciones se celebran en ambiente de terror.