Invisible Children, 'espía' oculta de Uganda

Según la ONG Invisible Children, su propósito era promover el fin del uso de niños soldados, además de sensibilizar sobre la importancia de alcanzar la paz en medio de la guerra civil en Uganda.

Sin embargo, según cables de la embajada estadounidense filtrados por WikiLeaks, Invisible Children entregaba a las autoridades ugandesas información de inteligencia, datos que condujeron al arresto de una serie de opositores.

"Me atrevo a creer que no ha sido la única vez que esta organización entregó información sensible a las autoridades ugandesas", opina Milton Allimadi, redactor jefe del periódico neoyorkino Blackstar News. "¿Qué cosas no sabemos en cuanto a su relación con el Gobierno de Uganda? Sabemos que ellos pagaron billetes aéreos para prominentes personajes de Uganda. Ellos vinieron aquí y lograron aprobar una ley de desarme, que a la larga facilita el camino para que Washington envíe tropas al país", afirma el analista.

Guerra en Libia bajo pretextos humanitarios

Otro caso es el de Libia. Amparándose en la intervención humanitaria, las fuerzas de la OTAN realizaron un sinfín de bombardeos que acabaron con el régimen de Muammar Gaddafi.

Muchas ONG de Occidente en vez de apaciguar, exageraron la situación en Libia, apresurando la campaña liderada por EE. UU., Reino Unido y Francia, según un informe realizado por el Centro de Estudio del Intervencionismo.

"Desafortunadamente, hemos visto cómo se ha construido una relación cercana entre grandes ONG. Se suponía que Human Rights Watch y Amnistía Internacional eran entidades objetivas que realizaban monitoreos bajo los mismos estándares y que, evidentemente, no tomaban partido a menos que existiera una justificación real para hacerlo", proclama John Laughland, del Instituto de Democracia y Cooperación.

"Ahora hemos sido testigos de cómo estas organizaciones han generado una relación demasiado estrecha con el Gobierno de EE. UU. y sus aliados occidentales sobre Libia y otros asuntos", concluye el experto. De hecho, los mensajes de varias ONG hicieron posible que la OTAN justificara el inicio de la intervención en Libia.

Después del fracaso de la operación en el país, algunas de estas organizaciones reconocieron que habían incurrido en errores pese a que el daño ya estaba hecho.

Siria, ¿nuevo objetivo?

Y ahora, posiblemente las ONG ya han encontrado su nuevo objetivo: Siria. Tras más de un año de violencia, ya aparecieron estas organizaciones de Occidente y al parecer están siguiendo el mismo patrón.

Egipto, Uganda, Libia, Siria. Estos son los países que se han visto afectados por las acciones de las ONG. Y son solo los casos que se dieron a conocer a todo el mundo. Sin embargo, lo más importante es determinar qué es lo que las ONG le dan a la población: ¿bien o mal?