Luego de pronunciar estas palabras, el presidente de la República, Hugo Chávez, partió este martes a Managua, capital de Nicaragua, a la toma de posesión de Daniel Ortega, quien asumirá este martes como presidente constitucional de Nicaragua por tercera vez, segunda de manera consecutiva, para el período 2012-2016, en un acto que contará con la presencia de Jefes de Estado y de Gobierno de la región y otras personalidades internacionales y nacionales.

En el aeropuerto Internacional Simón Bolívar, de Maiquetía, en el estado Vargas, el presidente Chávez explicó que la toma de posesión de Daniel Ortega reviste un gran significado geopolítico por ser un país de larga trayectoria revolucionaria, "de liberación, de lucha de su propio pueblo y los pueblos de América Latina".

"Por eso nos vamos a compartir el júbilo del pueblo nicaraguense por este evento político y democrático de la más grande importancia geopolítica", agregó.

Dijo que Venezuela, por su ubicación frente al Mar Caribe, es parte de un engranaje de la nueva geopolítica latinoamericana y caribeña para la liberación e independencia de los pueblos.

El presidente Chávez comentó que el viaje a Nicaragua será rápido, pero de "profunda significación, así como fue la visita (a Caracas) del presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, y la visita de su par peruano, Ollanta Humala", acotó.

Ratificó que el Gobierno Bolivariano seguirá profundizando una política exterior libre y soberana, dirigida a construir una sólida plataforma de paz y democracia verdadera.

"Nosotros somos un país de paz, un país pacifista y nuestras fuerzas militares son para la paz, para la defensa del país, para disuadir a quienes piensan en la guerra como camino para garantizar sus intereses hegemónicos", destacó.