El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, habló por teléfono con Arseni Yatseniuk, proclamado primer ministro por el Gobierno interino de Ucrania.

Durante la conversación telefónica Medvédev aseguró a Yatseniuk que Rusia está interesada en mantener relaciones amistosas y estables con Ucrania, informó el servicio de prensa del Gobierno ruso.

Al mismo tiempo el primer ministro subrayó que Rusia "se reserva el derecho de proteger los intereses legítimos de los ciudadanos y los militares que se encuentran en el territorio de la República Autónoma de Crimea", según el servicio de prensa.

Las fuerzas armadas de Rusia "en caso de ser necesario tienen derecho a actuar en el marco de las competencias con las que el Consejo de la Federación invistió al presidente".

Además, Medvédev "subrayó la posible responsabilidad de los funcionarios ucranianos en caso de órdenes ilegales relativas al uso de violencia contra ciudadanos rusos", informa también el servicio de prensa.