Miles de ciudadanos opuestos al gobierno de facto que se ha instalado en Ucrania protagonizaron hoy manifestaciones con banderas rusas en Sebastópol, Sinferópol y Odessa, sur de Ucrania, así como en Járkov y Donest, al este del país.

Entre las demandas de los manifestantes sobresale la exigencia de que se apruebe el idioma ruso como segunda lengua oficial del país.

Los choques entre los opositores al Gobierno designado tras el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich y los destacamentos ultranacionalistas que patrullan las calles en Járkov dejaron ya un saldo de 97 heridos, según el canal satelital Russia Today.

Desde Sinferópol, capital de Crimea, se informó que el Consulado General de la Federación de Rusia entregó hoy pasaportes a los agentes de las unidades antidisturbios Berkut de la policía ucraniana, cuerpo disuelto por los nuevos gobernantes de Kiev.

La televisión rusa informó, asimismo, de la llegada de una ola de refugiados ucranianos a la región de Belgorod, vecina de Ucrania en la Federación de Rusia.

El recién nombrado primer ministro de Crimea, Serguei Aksiónov, declaró hoy al canal Rusia 24 que el caos imperante en Ucrania desde el derrocamiento de Yanukóvich provocó la decisión de adelantar la convocatoria a un referéndum sobre el estatus autonómico de esa región para el 30 de marzo.

Inicialmente se anunció para el 25 de mayo, pero consideramos que el pronunciamiento de nuestros ciudadanos sobre este asunto es la única vía para resolver la situación imperante.

Aksiónov denunció que en Ucrania actúan impunemente las denominadas autodefensas de Maidán que asaltan y persiguen a la población.

No se sabe cómo defender la seguridad y los intereses de nuestros ciudadanos, dijo, al evocar la protección solicitada hoy al presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Mencionó también que Crimea pidió ayuda financiera a Moscú, y expresó la seguridad de que con ese apoyo quedarán garantizados el pago de los salarios y la paz.

Crimea es nuestra casa común, la de los rusos, los tártaros y todas las comunidades que viven aquí, concluyó el jefe de Gobierno recientemente nombrado por el Parlamento local.