El gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo hizo entrega hoy por medio de la Juventud Sandinista, centenares de mochilas a estudiantes muy pobres que estudian en el ciclo de primaria en tres institutos del barrio Monimbó en la ciudad de Masaya.

La entrega de las mochilas, conteniendo cuadernos, lapiceros, lápices y tajadores se llevó a cabo en las aulas de clases donde los niños y niñas del heroico barrio de Masaya, tanto en el turno matutino como en el vespertino.

Esta jornada fue realizada en el marco del 36 Aniversario de la Insurrección de Monimbó, este 26 de febrero.

Al respecto Roxana Valezca Vivas, coordinadora de la Juventud Sandinista en el distrito III del barrio Monimbó explicó que desde hace varios años la organización juvenil ha venido entregando mochilas con útiles escolares a niños muy pobres, debido a que sus padres no tienen capacidad de comprárselas.

Destacó la compañera Vivas que en ese sentido el Gobierno del Presidente Daniel Ortega ha venido restituyendo los derechos de los niños pobres al estudio al entregarles sus mochilas y útiles escolares.

En el barrio Monimbó, el gobierno entregó mochilas en los centros escolares “Modelo Monimbó”, en la escuela “Helena Ortiz” y “Esmeralda Gutiérrez”, destacó la compañera Vivas.

Entre tanto en el colegio “Modelo Monimbó” la Juventud Sandinista entregó 363 mochilas a estudiantes muy pobres desde primero a sexto grado.

Niños pueden asistir a clases

Por su lado, la docente Julia Ester Vivas manifestó que hay niños y niñas que no habían asistido a clases porque no tenían mochilas, dado que sus padres, que son muy pobres no se las habían podido comprar, pero agregó que ya podrán asistir dado que el gobierno del presidente Daniel Ortega se las entregó.

La compañera Julia Ester Vivas agregó que en el grado que dirige se entregaron mochilas a sus alumnos, por lo cual ahora los padres y los menores se encuentran sumamente alegres.

La niña Katia Sánchez, del tercer grado, al recibir su mochila con útiles escolares expresó sentirse muy alegre por cuanto ahora no tendrá problemas en sus clases por falta de útiles, dado que van junto con los cuadernos.

Mientras tanto la niña Xochilt Vanesa Flores García agradeció al presidente Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo por tener buen corazón y acordarse de los niños de hogares pobres para que puedan estudiar.

A su vez, la también menor, Esmeralda del Socorro Román Sánchez dijo que está muy alegre porque ahora tiene su mochila y sus cuadernos, para dedicarse de lleno al estudio.