A diferencia de la posición sostenida por el actual gobierno costarricense, Johny Araya, uno de los dos candidatos que se disputará la presidencia de su país en la segunda vuelta electoral prevista para el próximo 6 de abril, expresó su voluntad de restablecer el diálogo con Nicaragua para tratar de resolver las diferencias que se han presentado en los últimos años.

Araya, candidato del Partido Liberación Nacional (PLN) -mismo al que pertenece la actual mandataria Laura Chinchilla- señaló, tras sostener una reunión con el canciller de ese país, Enrique Castillo, que buscaría una reunión con el Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, y que incluso lo invitaría para su eventual toma de posesión.

El candidato alegó que aplaude la acciones que ha llevado acabo el Gobierno en la defensa del territorio nacional, pero que si Costa Rica ha sido siempre un país de diálogo, no podrían descartarlo como una ruta de solución al conflicto con Nicaragua.

“Yo si estaría de acuerdo con reunirme con el presidente de Nicaragua, yo si estaría abierto al diálogo”, afirmó Araya.