Venezolanos de todos los sectores políticos, económicos y sociales participarán hoy aquí en la Conferencia Nacional por la Paz y la Vida, destinada a consolidar la concordia en esta nación suramericana.

Invito a todos los sectores que hacen vida en el país a firmar un acuerdo para renunciar a la violencia, dijo el fin de semana último el presidente Nicolás Maduro, al convocar a esta iniciativa.

Rememos todos juntos y parejos para estabilizar el país, exhortó. Una conferencia que tendrá como primer punto, añadió la víspera, el respeto a la Constitución y como segundo, el apoyo a la Comisión de la verdad, que creará la Asamblea Nacional, con el fin de indagar a fondo los hechos de violencia ocurridos en los últimos días.

Como parte de las iniciativas que respaldan el proceso revolucionario, colectivos campesinos y pescadores de distintos puntos del país marcharán hasta el Palacio Miraflores, sede gubernamental.

Desde la avenida Libertador saldrán miles de trabajadores en un recorrido que repudiará los actos violentos generados en esta nación suramericana, que intentan derrocar el gobierno legítimo de Nicolás Maduro.

Los campesinos y pescadores se suman de esta manera a los diferentes gremios que ya mostraron sus intenciones de apoyo a la continuidad de la Revolución.

Los trabajadores de la empresa Petróleos de Venezuela, los jóvenes, las mujeres, los adultos mayores, los motorizados y los comunicdores ya acudieron a la sede del gobierno para respaldar al presidente Maduro en su llamado por la paz.