Toda Nicaragua se encuentra a la expectativa del próximo regreso del Arzobispo de Managua, José Leopoldo Brenes, quien tras ser recientemente investido, en Roma, como Cardenal por el Papa Francisco, será recibido este lunes 3 de marzo por su pueblo con mucha alegría, fe y regocijo.

El diputado Wilfredo Navarro, expresó que con este nombramiento por el Papa Francisco, se ha consolidado un honor no solo para el Cardenal Brenes, sino para todo el país y la iglesia católica.

“Este es un reconocimiento al trabajo de la Iglesia y al fervor mariano de los nicaragüenses. El Gobierno (Sandinista) ha dado muestra de su fervor religioso en diferentes actividades, con la Purísima, los altares marianos y los nacimientos, y con la promoción de los valores religiosos del país, y ahora lo está haciendo al celebrar el recibimiento del Cardenal Leopoldo”, manifestó Navarro.

Para la diputada Laura Bermúdez, “el pueblo entero siente ese regocijo que se haya reconocido a la iglesia católica de Nicaragua, a través del nombramiento del Cardenal Leopoldo Brenes”, a quien todas las familias darán un gran abrazo lleno de alegría en su próxima llegada a Managua.

De igual forma, la diputada Irma Dávila, Presidenta de la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos de la Asamblea Nacional, celebró que ahora este país cuente con dos Cardenales: Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo y Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes.

“Como nicaragüense y como parte de la familia, estamos muy contentas porque hoy Nicaragua va a tener dos Cardenales, dos grandes hermanos, dos grandes guías espirituales”, afirmó Dávila desde el hemiciclo.

Por su parte, el ex Vicepresidente de la República de Nicaragua, Jaime Morales Carazo, sostuvo que la investidura del Cardenal Brenes por el Papa Francisco es un reconocimiento a este líder religioso quien tiene grandes capacidades, cualidades, ética y labor pastoral.

“Yo fui uno de los primeros que lo llamé en la madrugada, cuando supe de la noticia (de su nombramiento), y le dije: ¡Oye Polito, cómo te voy a llamar ahora! ¿Eminencia Reverendísima?, y él me dijo que no, que sigue siendo Polito para todos los que lo quieren y conocen”, recordó entre risas Morales.

El ex Vicepresidente sostuvo que el Cardenal ‘Polito’ es un digno y meritorio discípulo del Papa Francisco, y su nombramiento ennoblece y enorgullece a todos los nicaragüenses.

“Es magnífico que el Gobierno (que lidera el Presidente Daniel Ortega) se esté sumando a esta celebración. Qué bueno que participe de manera activa en darle ese recibimiento a líder de la Iglesia Católica en Nicaragua”, manifestó.

Morales refirió que la investidura del Cardenal Brenes marca un hito en Nicaragua, cuyo país pequeño, con apenas un poco más de 6 millones de habitantes, cuenta ahora con dos Cardenales.