Tras más de 25 años de haber pasados serias dificultades, no contar con el fluido eléctrico y sin haber sido escuchados por los gobiernos neoliberales, 61 familias de las comunidades “Papaturro” y “Bernandino” del municipio de San Juan del Sur vieron restituidos sus derechos con la inauguración del proyecto de electrificación que ejecutó el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel).

Para llevar el servicio eléctrico a estas dos comunidades del departamento de Rivas, el Gobierno del Comandante Daniel Ortega Saavedra construyó 5.80 kilómetros de red de distribución, a través de las cuales se atenderá a 305 habitantes de 61 viviendas y con una inversión de C$2,611,487.61 provenientes del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable (PNESER).

Estas 61 familias por muchos años se vieron obligadas a recorrer grandes distancias para conseguir combustible para encender sus candiles y si el dinero no alcanzaba, debían permanecer completamente en la oscuridad, privándose de tomar productos refrigerados, estando incomunicados y sin algún medio de información y entretenimiento familiar.

“Nos sentimos alegres, muy agradecidos con el Gobierno que nos mandó la luz porque pasamos más de 20 años sin luz, a la espera que los otros gobiernos nos cumplieran y nunca llegaba, solo el Gobierno del Presidente Daniel (Ortega) nos ha cumplido”, expresó María Adela Rayo.

Filemón Rayo señaló que debían mantener las lámparas de mano con sus baterías cargadas o bien comprar kerosene para los candiles y de esa manera alumbrarse por las noches, pero los fuertes vientos que se producen en la zona les apagaban constantemente los candiles. “Ahora estamos contentos porque ya tenemos luz por las noches, gracias a Dios nuestro Gobierno hizo la cosa más grande para traernos la luz a nuestras casas, a cada una de las familias de esta comunidad y ahora esperamos ir comprando aunque sea un televisor para entretenernos en las noches”.

Isabel Valle afirmó sentirse feliz por esa restitución de derecho a la energía eléctrica que el Gobierno ha impulsado en estas dos comunidades, donde se está contribuyendo a llevarles mejores condiciones de vida y nuevas oportunidades de desarrollo, dado que ahora podrán adquirir electrodomésticos que les garanticen un ingreso como una refrigeradora para vender helados, refrescos y gaseosas.

“Me siento feliz porque llevábamos muchos años de estar en tinieblas, pero hoy en día gracias a Dios y al Comandante, Presidente Daniel Ortega tenemos esa dicha de tener luz, porque muchos decían que nunca verían hecho realidad ese sueño y aquí estamos viéndolo realidad y contentos porque está llegando el cambio y ya nos sentimos como que estamos en la ciudad”, comentó Ana Celia Mendoza.