Por orientaciones del presidente Daniel Ortega y de la compañera Rosario Murillo, el doctor Carlos Sáenz, director de vigilancia de la Salud Pública del Ministerio de Salud (MINSA) hizo importantes recomendaciones a la población en caso de situaciones de ataques de abejas.

Recordó el doctor Sáenz que en el verano es importante emitir ciertas recomendaciones ante el riesgo de que las personas sean atacadas por enjambres de abejas melíferas, las que en las semanas pasadas ya atacaron en tres comunidades distintas.

El compañero Sáenz aseguró que en esta temporada el cuerpo de bomberos y la policía recibieron bastantes llamadas de alerta por enjambres de abejas y en lo que va de febrero ya ha habido tres lugares donde han sido atacadas personas por estos insectos.

Destacó el galeno que en la semana antepasada hubo un gran ataque en una escuela en Jalapa, hubo también en Estelí y este sábado pasado en Achuapa, ataques donde hay riesgos que las personas puedan llegar hasta el fallecimiento.

Aseguró que hay tres grandes factores que contribuyen a que las abejas tengan que emigrar fuera de su colonia donde están en su colmena.

Una de ellas es que en el verano las personas aprovechan cuando las colmenas están llenas de miel y las destruyen para sacarla y venderla y las abejas se ven obligadas a emigrar y por lo tanto pasan incluso por sitios poblados.

Señaló también que hay personas que provocan incendios forestales lo que hace que las abejas abandonen sus colmenas y emigren.

Y la otra razón es que en esta temporada de verano dentro de la colmena hay mas reproducción de abejas y abejas reinas emigran con sus zánganos para poder formar sus nuevas colmenas.

Alertó que si las abejas se sienten atacadas por el ser humano, ellas se defienden y al momento de picar expelen una feromona que incita a otras abejas a atacar, por lo tanto recomendó que cuando se vea un enjambre, hay que retirarse inmediatamente del lugar sin hacer ruido, retirar a los niños, a adultos mayores, e incluso a los perros, porque el ladrido incita a las abejas a atacar.

Abejas pueden seguir hasta 500 metros

Las abejas pueden seguir a las personas hasta 500 metros y lo recomendable es correr en línea recta porque estos insectos vuelan lento y buscar refugio inmediatamente, taparse la cara, los ojos porque son lugares muy delicados y si se tiene que ir cargando niño, la cara del niño debe ir contra el cuerpo de uno.

A las abejas no les gustan los olores fuertes como el de los perfumes, de los shampoos, de las colonias, joyas brillantes y nos pueden atacar, pero además si hay un enjambre, lo mejor es llamar al cuerpo de bomberos o a la policía para que ellos lleven a apicultores expertos.

Recomendó que “al ser picados por abejas no debemos restregarnos, porque si no hacemos que el veneno se inocule con mayor rapidez dado que la abeja pica y deja el aguijón donde tiene la bolsita con veneno y por lo tanto podemos ayudar a inocularlo más rápidamente”.

El doctor Saenz explicó que saliendo de la zona de ataque, se debe extraer el aguijón, pero no se deben usar pinzas porque se aprieta la bolsita del veneno, sino que se pueden usar las uñas o cuchillos sin filo para extraer el aguijón y añadió que nunca se debe usar alcohol en el lugar atacado porque ayuda a que el veneno fluya más fácilmente.

Por otra parte, tampoco uno se debe meter en pilas o ríos porque las abejas esperan sobrevolando para atacar.

Añadió que hay personas que son hipersensibles al veneno de las abejas y les puede causar un shock anafiláctico, por lo que es recomendable que vaya a la una unidad de salud lo más rápido posible, pero además señaló que se debe aplicar hielo o compresas con agua helada porque eso reduce el dolor.