Defensor de la Soberanía Nacional, fundador de un modelo de trabajo en cooperativas inspirado en la familia, precursor de la integración latinoamericana, el General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino, fue también el gran visionario del Canal Interoceánico, que 80 años después del inicio de su tránsito a la inmortalidad, comienza a hacerse realidad en Nicaragua.

El primero de Julio de 1927, en la mina de San Albino, en el Jícaro, Ocotal, Sandino manifiesta por primera vez su visión sobre el Canal Interoceánico en Nicaragua.

“La civilización exige que se abra el Canal de Nicaragua, pero que se haga con capital de todo el mundo y no sea exclusivamente de Norte América, pues por lo menos la mitad del valor de las construcciones deberá ser con capital de la América Latina y la otra mitad de los demás países del mundo que desean tener acciones en dicha empresa, y que los Estados Unidos de Norte América sólo pueden tener los tres millones que les dieron a los traidores Chamorro, Díaz y Cuadra Pasos”, expresó el General en el Manifiesto de San Albino.

Luego el 20 de marzo de 1929, Sandino redacta el Plan de Acción del Supremo Sueño de Bolívar, un documento de 44 puntos, entre los cuales plantea la necesidad de crear una patria y un ejército latinoamericano, una sola economía, un sistema de justicia regional y resalta nuevamente su visión sobre el Canal Interoceánico.



Según el historiador Clemente Guido, en El Supremo Sueño de Bolívar, el General “menciona con insistencia la construcción del Canal Interoceánico por Nicaragua”.

A juicio de Guido, Sandino plantea que Nicaragua desarrolle su propio Canal, porque el de Panamá es propiedad norteamericana.

El historiador afirma que la visión de Sandino sobre el Canal se está materializando con el Gobierno Sandinista que preside el Comandante Daniel Ortega.

“El Presidente Daniel Ortega está impulsando con gran energía la creación del Canal Interoceánico con la participación de todos los hermanos latinoamericanos del ALBA y de otras economías que vienen a invertir a Nicaragua para beneficio de los nicaragüenses”, comenta Guido.

“Sandino decía que de nada sirve dar concesiones si no vamos a beneficiarnos nosotros. Entonces el plan de Sandino era un canal que nos beneficie a los nicaragüenses y es lo que está sucediendo ahora”, agrega el historiador.



Por su parte, el analista político Aldo Díaz Lacayo asegura que este gobierno no solamente esta rescatando los principios de Sandino en su visión sobre el Canal Interoceánico. “Los está llevando a la práctica. No es una reivindicación discursiva”, valoró.

El Embajador de la hermana República de Cuba en Nicaragua, Compañero Eduardo Martínez, considera que Sandino es un símbolo que trascendió a su tiempo.

“A pesar de que fue una persona de origen muy humilde, tuvo la sabiduría de prever muchas de las cosas que hoy en día se están dando en Nicaragua”, comentó.

“La propia obra del Canal, las cooperativas, un pensamiento social muy avanzado para su época y eso fue lo que marcó al movimiento revolucionario en América Latina, por tanto era un hombre inmenso”, agregó.

Para el Embajador Martínez, los nicaragüenses “tienen muchas razones para estar celebrando este 80 aniversario de vitalidad de Sandino... Estamos celebrando 80 años de vigencia del ideario de Sandino en Nicaragua y América Latina y es importante poderlo resaltar en estas fechas”.