A 80 años de su tránsito a la inmortalidad, la figura del General Augusto C. Sandino, se constituye como referente de lucha por la dignidad y la liberación para los pueblos de Nuestramérica y el mundo.

En 1927, al frente del patriótico Ejercito Defensor de la Soberanía Nacional, el General Sandino, se enfrentó a las tropas de la intervención norteamericana que por segunda ocasión ocupaban Nicaragua.

Sandino logró la derrota del ejército invasor y para el año 1933 los marines fueron expulsados del país, pero el 21 de febrero de 1934, en Managua, el General fue asesinado a traición por la genocida Guardia Nacional de Anastasio Somoza García.

Pero el General y su Ejercito Defensor de la Soberanía Nacional no morirían jamás. Su legado se mantiene vivo en el Ejército de Nicaragua, la institución militar que se rige bajo un código de honor derivado del espíritu mismo de Sandino, el héroe nacional.

21 de febrero, Sandino nació a la inmortalidad

Con el asesinato del héroe a manos de la Guardia Nacional, se pretendió borrar a Sandino y el significado de su lucha de la memoria de los nicaragüenses, pero contrario a ello, el 21 de febrero Sandino nació a la inmortalidad.

El General Julio César Avilés, actual Jefe del Ejército de Nicaragua, considera que la lucha de Sandino no sólo es un ejemplo digno para los nicaragüenses, sino para los centroamericanos, latinoamericanos y para el mundo entero.

“Los pueblos del mundo abrazan la causa de Sandino que es la causa de la libertad, la causa de la autodeterminación”, manifiesta Avilés.

El jefe del Ejército comenta que el asesinato del General fue parte de un plan bien articulado para eliminar a Sandino, borrar su lucha y desaparecer sus logros.

“Ese fue un plan bien articulado, bajaron ahí por esa calle (hoy Paseo Peatonal Sandino) y lo capturaron y lo asesinaron y simultáneamente estaban en la casa del ministro Salvatierra y quisieron asesinar ahí al Coronel Santos López, pero no pudieron, el Coronel logró escapar, pero mataron ahí al hermano del General Sandino, al Coronel Sócrates Sandino y también mataron a un niño”.

“Tan articulado estaba el Plan que el esfuerzo de las cooperativas que tenía el General Sandino en la zona del Rio Coco, Wiwilí, en los primeros días de marzo la Guardia Nacional estaba haciendo una masacre que no tiene referencia en la historia de nuestro país. Ahí estaban acabando con hombres y mujeres que lo único que estaban haciendo era buscar cómo trabajar, porque era un esfuerzo que el General Sandino estaba haciendo en esa región”, agregó Avilés.

Somos dignos herederos de Sandino

La Guardia Nacional fue disuelta con el triunfo de la Revolución Popular Sandinista en 1979, y nació el Ejército Popular Sandinista (EPS) hoy Ejército de Nicaragua, cuyos soldados y tropas se consideran dignos herederos del General Sandino y de su Ejército Defensor de la Soberanía Nacional.

“Una persona como el General Sandino es para nosotros un referente histórico y en el Ejército de Nicaragua hemos dicho que somos sus dignos herederos”, explica Avilés.

“Cuando hablamos de Sandino estamos hablando que abrazamos su causa, su pensamiento, y que abrazamos su ejemplo”, sostiene Avilés quien considera que mediante la educación patriótica, instituida en la formación militar, se asegure que todas las acciones del Ejército estén sometidas a la Constitución y las leyes del país.

“Por eso decimos que la divisa del Ejército de Nicaragua es la misma divisa del General Sandino: Patria y Libertad; patria: territorio, el nicaragüense, el pueblo y libertad que es la Patria Libre de intervención, libre de la injerencia extranjera, una patria digna, soberana, una patria con capacidad de autodeterminación, de conducir los propios destinos al amparo de lo que se llama y se conoce como el Soberano que es nuestro pueblo”, reflexionó.

En el marco del 80 aniversario del tránsito a la inmortalidad del General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino, las autoridades y miembros del Ejército de Nicaragua rinden honores al héroe nacional que refleja los más altos valores y principios que todo soldado debe practicar para dar gloria a la Patria.

“Al General Sandino lo conmemoramos todos los días en el cumplimiento de nuestras misiones y nuestras tareas, al norte, al sur, en el Mar en el Caribe, en el Pacífico, donde está el territorio de nuestro país, para hacer el resguardo de nuestra soberanía con dignidad, con dedicación, con patriotismo, ahí todos los que conformamos el Ejército de Nicaragua, estamos haciendo y diciéndole presente al General Sandino y a su ejemplo”, indicó el General Avilés.

Sandino: padre de la lucha irregular

La hazaña de Sandino es reconocida a nivel mundial. Con un Ejército constituido por 29 hombres, el General desarrolló una guerra patriótica, con una estrategia novedosa, contra el intervencionismo norteamericano.

La liberación del país fue la principal causa que motivó a Sandino a iniciar la lucha, a la cual se sumaron campesinos, obreros y artesanos.

“La principal fuente de abastecimiento que tuvo el General Sandino fue el hecho de desarrollar una estrategia de no enfrentarse de manera directa. Sino que él aprovechó y desarrolló la lucha irregular, donde con poca fuerza, teniendo la cooperación del pueblo, del campesino, el conocimiento del terreno, la firme determinación de la victoria en cada combate, poco a poco Sandino se fue armando”, explica Avilés.

Según Avilés, en los diferentes combates contra las tropas interventoras, Sandino fue ganando más adeptos, armas, pertrechos y municiones. “Las columnas del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional se iban equipando con los mismos fusiles, ametralladoras, pertrechos y municiones, haciéndole baja de manera constante en las diferentes áreas donde se realizaron los combates”.

“Hubo fuerzas del General Sandino que incursionaron en occidente, que fueron al Caribe, de tal manera que la lucha fue creciendo, multiplicándose en su composición hasta formar un Ejército de 6 mil hombres, más la cantidad de gente que colaboraba en esos escenarios de la lucha”, afirmó.

Desde ahí, que para el Jefe del Ejército, el General Sandino aporta a otros pueblos con su ejemplo de lucha.

“Sandino con su Ejército Defensor de la Soberanía Nacional dignificó la actitud de los centroamericanos, la actitud de los pueblos de este continente y dignificó también la causa de la lucha por la libertad. Por eso es que simpatizan en el mundo con él, porque la causa de Sandino es la causa y la aspiración de otros pueblos del mundo”, señaló Avilés.

“Desde el punto de vista militar es un aporte, es una forma de luchar en condiciones adversas, desde el punto de vista material, ante una fuerza poderosa”, explicó.

Misión Paz y Soberanía en honor al General Augusto C. Sandino

Desde el 25 de noviembre del 2012, el Ejército de Nicaragua desarrolla la Misión Paz y Soberanía General Augusto C. Sandino, cuyo objetivo principal es implementar la sentencia del 19 de noviembre del 2012 en la cual la Corte Internacional de Justicia (CIJ) restituye a Nicaragua una parte importante de sus aguas territoriales sobre el Mar Caribe.

El General Avilés recuerda que durante décadas Colombia pretendió arrebatar ese espacio de Mar perteneciente a Nicaragua.

“Es importante recordar que en el contexto de la guerra de intervención norteamericana, en 1928, en nuestro país se firma el tratado que lesiona nuestra soberanía. Pero con el triunfo de la Revolución Popular Sandinista, la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional hace un acto de dignidad al desconocer la validez de ese tratado en tanto que Nicaragua en esos momentos no dirigía los asuntos soberanos de nuestra nación. Ahí se inicia un proceso de lucha en los años 80’s que culmina con la sentencia del 19 de noviembre. Ese día la Corte Internacional de Justicia señala el mapa donde reivindica y reintegra los espacios que fueron pretendidos a nuestro país”, dijo Avilés.

Desde noviembre del 2012, el Ejército de Nicaragua navega sobre los territorios marítimos nicaragüenses, llevando la bandera de Nicaragua y el legado del General Sandino para la plena defensa de la Soberanía Nacional.