“No podemos seguir permitiendo esa conducta fascista del imperio contra Venezuela”, valoró el Padre Miguel D’ Escoto Brockmann, ex Presidente de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y ex Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua.

El integracionista manifestó que los pueblo latinoamericanos no deben permitir que el imperio norteamericano arrebate ese heroico triunfo electoral del pueblo de Venezuela, mismo que puso democráticamente a gobernar al Presidente Nicolás Maduro como sucesor del Comandante-Eterno Hugo Chávez Frías.

“No podemos permitir nunca jamás que la burguesía imperial-capitalista vuelva a gobernar en nuestros países, eso sería un retroceso imperdonable. Tenemos que poner fin al periodo de lamentaciones y denuncias, para entrar en el periodo de las acciones más contundentes posibles para frenar al diabólico imperio yanqui”, expresó el ex diplomático.

ALBA y CELAC nos están llevando a un mejor cambio

Refirió que todo el pueblo de la Patria Grande tiene que meterse bien en la cabeza que no necesita a los Estados Unidos. “Lo necesitamos como necesitamos a un alacrán en la camisa. Ellos son los que nos necesitan a nosotros”, dijo indignado por las políticas injerencistas que el país del norte emprende contra el pueblo venezolano.

Para el Padre Miguel D’ Escoto, tanto los países latinoamericanos como los caribeños tienen que empezar a buscar cambios no solo en las relaciones diplomáticas y consulares, sino también económicas, financieras, políticas y culturales como lo proponen el ALBA y la CELAC. “Tenemos que empezar a aislar a los Estados Unidos”, reiteró.

EE. UU quiere el dominio total de la Tierra y el espacio

Expuso que el Gobierno del Presidente Barack Obama, al igual que los gobiernos que le antecedieron, sigue manteniendo el sueño que los mismos yanquis han llamado en inglés “The full spectrum dominance”.

“Quieren el dominio total y absoluto sobre el planeta Tierra, su atmósfera y el espacio extraterrestre. Esto es invitar a la guerra, es una forma de planificar cómo se van a robar todo nuestro país”, indicó el religioso, además de manifestar que en esta gran unidad latinoamericana y caribeña “ya nos metimos bien en la cabeza el sano patriotismo, que llama a la defensa de nuestra soberanía, independencia, integridad territorial y bien común”.

El azufre nos está ahogando a todos en el mundo

El ex Presidente de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dio la razón al Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega y a la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, al mostrar su “solidaridad total, inquebrantable e incondicional” al pueblo y gobierno de Venezuela, ante las políticas injerencistas y fascistas del imperio norteamericano.

“No solamente es fascista, es diabólico. Es ese demonio que apesta, que hay ya que enterrarlo antes de que siga contaminando a toda la humanidad”, expresó el Padre Miguel D’ Escoto, quien además recordó aquellas palabras emitidas por el Presidente Hugo Chávez durante las 64 Asamblea General de la ONU, en Nueva York (2006), en relación al ex Presidente George Bush.

“San Chávez, cuando llegó a la ONU, dijo ‘El diablo está en casa. Ayer el diablo vino aquí. En este lugar huele a azufre’. El Presidente Chávez no aguantó el tufo a azufre”, sostuvo el ex canciller nicaragüense, además reflexionó que “el azufre nos está ahogando a todos en el mundo, y hay que terminarlo. El imperio tiene que terminar para el Bien Común de la humanidad”.