“La Corte siempre tiene decisiones salomónicas. Nunca una de las dos partes sale con las manos vacías. Eso lo tenemos claro”, dijo la canciller María Ángela Holguín en una rueda de prensa hoy, en referencia a la demanda que entabló Nicaragua en el 2001 sobre sus límites territoriales y cuyas audiencias orales se realizan esta semana.

“El gobierno tiene claro que pueden pasar cosas y hoy no se puede decir al ciento por ciento que todo va a seguir igual”, agregó.

La Ministra señaló que aun pasarán meses para que la Corte de La Haya se pronuncie pero remarcó que “siempre se ha dicho que vamos a aceptar el fallo”.