Más de 1 mil 900 técnicos y profesionales de las instituciones que integran el Gabinete de Producción iniciaron este lunes la primera ronda de capacitaciones de cara al proceso de formación que emprenderán en el Programa Nacional de Educación Técnica en el Campo “Augusto C. Sandino”.

La compañera Loyda Barreda, Directora Ejecutiva del Tecnológico Nacional, informó que los facilitadores están siendo capacitados por especialistas de la Universidad Nacional Agraria (UNA). Una vez que hayan profundizado sobre diversos temas de la producción, compartirán estos conocimientos con 41 mil productores y productoras del campo, en una primera etapa.

“Los productores ya tienen un conocimiento empírico, pero en este ejercicio estaremos intercambiando y complementándonos. Pero también estaremos incorporando tecnologías para mejorar e incrementar la producción, tener mayor calidad, ser más eficientes y tener mejores conocimientos”, detalló.

Por su parte, el ingeniero Telémaco Talavera, Asesor Presidencial en temas agropecuarios y miembro del Consejo de Educación Nacional, informó que será a partir de este próximo 15 de marzo en que los facilitadores y facilitadoras –que ahora se están capacitando- iniciarán a transferir sus conocimientos y técnicas de trabajo a productores y productoras de todo el país.

“Este programa debe de llevar a desarrollar las capacidades, los valores, las visiones, para que la gente pueda promover sus propios desarrollos desde las familias y comunidades. Este es un programa revolucionario, porque no hay un precedente de este tipo, y estamos seguros que tendrá un gran impacto a nivel nacional”, destacó.

Refirió que el programa educativo se está coordinando a través de la Universidad Nacional Agraria, Tecnológico Nacional, el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (Inta), Ministerio de Economía Familiar y Magfor.

La compañera Ninoska Rivera, del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), indicó que esta institución también se estará sumando al trabajo del Programa Nacional de Educación Técnica en el Campo, específicamente con la transferencia de tecnología para la siembra de semillas.

De acuerdo a la valoración de la compañera María Blanco Guerrero, de Chinandega, este programa de educación técnica en el campo ayudará a despejar muchas dudas de los productores, sobre todo aquellos o aquellas que han tenido dificultades en su trabajo en cuanto al manejo de los recursos con los que cuentan.

“Este programa educativo nos va a permitir crecer en el aspecto económico, cuidando los recursos, mejorando nuestras condiciones de vida, cuidando la calidad de vida de la gente del campo”, expresó, además agregó que esta será una experiencia enriquecedora que ayudará a los [email protected] a crecer como profesionales, siendo cada día más humanos, desarrollándose en valores, en solidaridad y en un verdadero cristianismo basado en la ayuda mutua.