El ex vicepresidente de Nicaragua (2007/2011) Jaime Morales Carazo da por un hecho que en la segunda vuelta del proceso electoral en la hermana República de El Salvador, el candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) Salvador Sánchez Cerén saldrá victorioso el próximo 9 de marzo.

En la primera vuelta el FMLN ganó holgadamente las elecciones presidenciales, pero se quedó a unos 30 mil votos de evitar la segunda vuelta. En esta segunda vuelta el FMLN debe ganar sin lugar a dudas, considera Morales Carazo, quien asistió a la reunión mensual de la subsede del Parlamento Centroamericano en Nicaragua.

“Va a ser muy difícil que lo superen porque el margen que sacó de ventaja es superior, casi diez puntos”, analizó Morales Carazo.

Morales considera que el FMLN va a continuar gobernando en El Salvador, primero porque el actual mandatario Mauricio Funes ha hecho un buen gobierno y en segundo lugar porque el candidato presidencial Salvador Sánchez ha demostrado ser un hombre de pueblo “con mucha ponderación y con muy buen juicio. Creo que sería un presidente idealista, muy centrado, que procuraría unir a todos los sectores del país”.

El diputado del FSLN en el Parlacen, Orlando Tardencilla, también afirmó que todas las encuestas reconocen un “hecho real, un hecho cierto” de que el FMLN va a ganar la segunda vuelta con un aproximado del 55 por ciento de los votos.

Tardencilla lamentó que ARENA ahora que sabe muy bien que perderá las elecciones, este atacando a las autoridades electorales, repitiendo de esa manera la estrategia de los partidos de derecha en países como Nicaragua.

Considera que a partir de marzo que sea electo oficialmente Sánchez como nuevo presidente de El Salvador, intensificará el trabajo alrededor de la unidad latinoamericana y por la Alianza Bolivariana de Nuestros Pueblos de América (ALBA).

Costa Rica: una moneda al aire

En relación a Costa Rica, Morales confía que el futuro presidente de esa nación retome una actitud más cordial y de diálogo con Nicaragua, cosa que la hasta hoy presidenta Laura Chinchilla no quiso, a pesar de los constantes llamados del Presidente Daniel Ortega Saavedra.

Morales no quiso pronosticar un ganador, porque en la primera vuelta el candidato presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC), Luis Guillermo Solís y el oficialista Johnny Araya del PLN alcanzaron un empate técnico.

“En políticas a veces hay dados cargados y hay dados que están en el aire y no sabemos si el dado va a caer para un lado o va a caer para otro, pero mejor que sea una moneda que se tire: cara o cruz; en nuestros países centroamericanos yo he dicho que la moneda no cae o cae de canto, sin embargo en política todo puede ocurrir, así que los pronósticos son apreciaciones preliminares con cierta racionalidad”.

Tardencilla lamentó que los candidatos de Costa Rica estén utilizando las diferencias limítrofes con Nicaragua, para tratar de sacar ventaja.

“Lamentablemente para todos aquellos que se apuntan a una opción de confrontación o de no diálogo terminan perdiendo”, dijo el legislador centroamericano.