Como un día histórico catalogaron este sábado 15 de febrero los pobladores de la comunidad “El Comején No. 1, de Masaya, tras celebrar la instalación del servicio de energía eléctrica, un derecho que les fue negado por los gobiernos neoliberales por más de veinte años.

“Solo había oscuridad, atraso económico, atraso en la educación, no se vislumbraba gran futuro para los niños y niñas de esta comarca, hasta ahora que no sentimos muy satisfechos con esta obra de electrificación”, destacó Rosa Toribia Guzmán.

Esta pobladora recordó que hasta hace apenas unos días sus tres hijos apenas podían estudiar valiéndose de la mortecina lucecita de un candil; se llevaban la ropa sin planchar a clases, y los pobladores no se podían ni beber un refresco helado porque era considerado un lujo que solo se lo podían dar los que iban directamente a la ciudad de Masaya.

“Era triste esto, no habían esperanzas de vida. Ahora, con esta luz, vemos que realmente vienen dándose cambios sustanciales. Ya hay iluminación por las noches y los niños pueden estudiar más, hay más gente caminando por las calles de noche, porque la cosa está más segura”, sostuvo Rosa.

Por su parte, Roberto Cerda, habitante de esta misma comunidad, explicó que –incluso- para poder hacer una llamada por celular, había que ir a cargar el aparato móvil hasta el casco urbano de Masaya, puesto que las familias de El Comején jamás supieron lo que era la energía, sino hasta estos Nuevos Tiempos en que el Frente Sandinista les restituyó este derecho.

“Es una gran cosa lo que han hecho por nosotros, y es algo que yo le agradezco profundamente al Presidente Daniel Ortega, a la compañera Rosario, al equipo de gobierno, porque nunca pensamos que nos iba a llegar la luz, ya hasta habíamos perdido toda esperanza, pero ya la vida nos cambió y estamos recibiendo esta bendición a lo grande”, expresó.

Para concretar esta obra, la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) invirtió unos 676 mil 364 córdobas como parte del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable (PNESER).