El embajador de Venezuela en Nicaragua, José Arrúe, agradeció hoy aquí la solidaridad del pueblo y el gobierno de este país con su nación, luego de las acciones de desestabilización promovidas por la derecha.

Ayer, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, emitió un comunicado en el cual rechazó la violencia generada en Venezuela por sectores de la derecha y manifestó su solidaridad con ese pueblo.

El comunicado ratifica el acompañamiento fraterno y solidario de Nicaragua "en todo momento y toda circunstancia al pueblo de Bolívar, de Chávez, de Nicolás, de nuestros hermanos, al pueblo venezolano".

Arrúe comentó en la revista matutina En Vivo que estos actos de violencia en Venezuela se incentivan desde el exterior, pues en el país no se genera un descontento interno debido a los logros inocultables de la Revolución bolivariana.

Asímismo, recordó la situación económica y social antes de la llegada al poder de Hugo Chávez, cuando existían altos índices de pobreza extrema, hambre y analfabetismo, entre otras cuestiones.

Esta situación, refirió, cambió por completo y en poco más de una década se logró mejorar la calidad de vida de importantes sectores sociales, así como erradicar el analfabetismo y brindar un mayor acceso a la universidad y la salud.

Acerca de esta última, recalcó que gracias a la solidaridad del pueblo cubano y sus galenos se logró dar cobertura médica en las zonas más inhóspitas a lo largo y ancho del país.

Sobre las acciones de violencia ocurridas en los últimos días en Venezuela, aseguró que son una muestra de que estos sectores de derecha no reconocen el camino democrático de la voluntad popular.

El pasado miércoles grupos agredieron la sede del Ministerio Público, en Caracas, e incendiaron varios vehículos oficiales, lo que motivó incidentes violentos con saldo de tres personas muertas y decenas heridas.

El presidente de esa nación, Nicolás Maduro, denunció que esos hechos son parte de un intento de golpe de Estado en contra de la democracia e hizo un llamado de alerta a la comunidad internacional.