En búsqueda de evaluar los avances y beneficios alcanzados con la entrada en operación de la Red de Transmisión Eléctrica Regional, se realiza en Managua la sesión de trabajo del proyecto del Sistema de Interconexión Eléctrica para América Central (SIEPAC) con la participación de funcionarios de las empresas eléctricas de la región, incluidos Panamá, Colombia y España.

Salvador Mansell Castrillo, presidente ejecutivo de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), manifestó que este encuentro ha permitido revisar el funcionamiento del mercado eléctrico regional, cuyo propósito es el intercambio de energía entre los países promoviendo la energía renovable y garantizando el fluido para el pueblo de la región.

“Estamos desarrollando esta actividad con el fin de fiscalizar, de darle seguimiento como responsabilidad que tenemos todos los países para el buen funcionamiento y ver también el desarrollo que estamos teniendo en cada país para mejorar realmente el servicio de energía a toda la población”, expresó Mansell.

El funcionario nicaragüense aseguró que la empresa regional ya ha empezado a dar sus frutos y que en sus inicios pudo garantizar la energía eléctrica a Panamá, energía que produjeron Nicaragua, El Salvador y Guatemala para que el país canalero no tuviera que verse en la obligación de racionar el fluido a sus habitantes.

“Esto permite que cada país que tiene su administración del mercado eléctrico, y si en el mercado existe que en algún país hay generación a base de fuentes renovables, poder utilizarla, sustituir alguna generación que pueda tenerse en el país a base petróleo y de esa forma es que vamos teniendo esos intercambios que favorecen realmente a todo pueblo de la región”, apuntó Mansell.

El directivo de Enatrel aseguró que ya se han dado los primeros pasos para lograr la interconexión eléctrica no solo de Centroamérica, sino que llevarla a nivel de Latinoamérica, y que en ese sentido ya Guatemala y México están conectados, faltando únicamente integrarlos a la Red Centroamericana, dado que también se tiene prevista la conexión Panamá-Colombia.

“Entonces estamos trabajando en unirnos eléctricamente porque eso nos beneficia, aquellos países que tienen un mayor potencial con fuentes renovables lo que viene es a intercambiar la interconexión entre todos los países y eso viene a garantizar una mejor energía entre todo nuestro pueblo, es ayudarnos entre todos los países cuando hay una crisis de energía, pero también contribuimos al medio ambiente al no contaminarlo porque estamos utilizando fuentes renovables”, declaró.

José Enrique Martínez Albero, gerente general de la Empresa Propietaria de la Red (EPR), de la cual los países centroamericanos son socios y accionistas, aseveró que la empresa está generando cerca de 700 Gigavatios hora al año en un 15% de su capacidad, es decir una producción de US$140 millones de dólares anuales y se prevé que en el futuro llegue a generar 5,000 Gigavatios hora al año, aproximadamente US$700 millones de dólares en pleno rendimiento.

Martínez comentó que se está trabajando en impulsar contratos de mediano y largo plazo entre los países para la transmisión de energía, con lo cual se incrementaría el mercado eléctrico regional.

Gabriel Jaime Melguizo, director de Operaciones Corporativas de Interconexión Eléctrica de Colombia, afirmó que la participación en el SIEPAC es sumamente importante para Colombia y las empresas de Interconexión Eléctrica, porque les está permitiendo contribuir y ser parte de la iniciativa de interconexión de toda América a través de un corredor eléctrico y de telecomunicaciones, dado que facilitará que todos los países, la industria y los pueblos tengan una energía mucho más confiable, más segura y a costos mucho más razonables.