El candidato presidencial del Partido Acción Ciudadana (PAC), Luís Guillermo Solís, se mostró favorable a resolver los diferendos existentes entre su país y Nicaragua.

Durante una visita a la sede de la Cancillería donde conversó con el ministro de Relaciones Exteriores, Enrique Castillo, Solís analizó la nueva demanda que prepara el gobierno contra Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Hay razones que justifican esa decisión. Lo que procede ahora es interponer la demanda pues no hay límites marítimos establecidos entre Costa Rica y Nicaragua, consideró en sus declaraciones recogidas por el medio nacion.com.

El político, de 55 años, experto en relaciones internacionales, afirmó que por el momento Costa Rica debe mantener no solo los nexos comerciales, sino también los de seguridad y cooperación con la nación vecina.

Paralelamente, en una entrevista exclusiva con una publicación nicaragüense reproducida también aquí por el sitio digital local elpais.cr, Solís habló de manejar con prudencia las relaciones con Managua.

Somos países unidos por la historia, la geografía, grandes intereses humanos y sensibilidades familiares que no podemos dejar de entender, consideró quien el 6 de abril disputará la presidencia con Johnny Araya, de Liberación Nacional.

Desde ese punto de vista me parece que tenemos que ser muy prudentes en el manejo de las relaciones, que a lo largo del tiempo han llevado a encuentros y desencuentros, insistió.

En el presente, sin embargo, tenemos varios diferendos en la Corte Internacional de Justicia, que deben ser resueltos allí. Las relaciones no se van a normalizar hasta que esto no esté resuelto, formuló.

Dijo que la situación debe ser aclarada en un tribunal internacional para conveniencia de ambos países y aseguró que no está en su ánimo un interés de tensar las relaciones, ni de afectar tampoco los vínculos binacionales.

Pero insistió en que no acepta el concepto de tregua y deben resolverse los diferendos en el Tribunal antes de avanzar a un escenario de normalización, pues a su juicio existe una situación que no puede ser resuelta sino en La Haya.

En ese mismo sentido se había pronunciado Solís en entrevista con el canal 63 de la televisión nicaragüense, donde lamentó que los países hayan recurrido a la CIJ para dirimir sus disputas, en vez de haber fortalecido una comisión binacional.