“Nicaragua va bien y Dios mediante Nicaragua tiene que ir mejor”, manifestó, desde Casa de los Pueblos, donde el comandante Daniel está recibiendo a las diferentes delegaciones que asisten a su investidura como Presidente de la República para el período 2012-2017.

Rosario señaló que entre las delegaciones que ya han arribado a Nicaragua están, por parte de España, el Príncipe Felipe, con quien el comandante Daniel tuvo un encuentro cordial y amistoso; así mismo ya se encuentra en el país, el presidente Iraní, Mahmud Ahmadineyad; el vicepresidente de Bolivia, y el canciller ecuatoriano.

Para las próximas horas, según manifestó estarán arribando el presidente guatemalteco Álvaro Colom y su sucesor, Otto Pérez Molina; el presidente de El Salvador, Mauricio Funes; el Presidente de Honduras, Porfirio Lobo; el presidente de Venezuela, Hugo Chávez; y el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, quien llega al país acompañado de un grupo de empresarios.

“Queremos agradecer a todas las delegaciones que nos acompañan en este momento tan importante para la democracia nicaragüense, un momento de nuevas páginas en la historia; páginas de libertad, igualdad, dignidad, fraternidad; páginas para llenar con la construcción de relaciones armoniosas, respetuosas, solidarias, llenas de amor…”, aseguró.

Rosario expresó que la alegría que reina en Nicaragua “es lo que permite plantearnos un presente mejor, trabajando con ahinco, trabajando en alianza, trabajando para producir consenso, para llegar a acuerdos”, así como también “construir más salud, mas educación y más bienestar”.

“Yo no me canso de dar gracias a Dios todos los días porque nos sentimos y porque nos sigamos sintiendo bendecidos, prosperados y en victoria”, destacó.

Señaló igualmente que Nicaragua cuanta con potencial turístico y productor, así como también con el calor humano y capacidad humana de su pueblo “para poderse plantear un desarrollo justo, armonioso, con justicia social pero sobre todo (…) tranquilidad, estabilidad, gobernabilidad  y seguridad”.

Dijo que todos juntos el pueblo nicaragüense, el comandante Daniel, el vicepresidente Omar Halleslevens, y los poderes del Estado deben darle gracias a Dios “porque hemos llegado a este día y porque nos está dando la salud, la energía, la sabiduría y la alegría para entre todos, con solidaridad, con valores, con fe, con esperanza y con confianza, con optimismo, construir la Nicaragua de todos”.