Por su impresionante récord en materia de seguridad ciudadana y por su potencial oferta turística de categoría mundial, Nicaragua se convertirá en la sede del XXIX Concurso Centroamericano del Caballo Peruano de Paso, cuyo evento acogerá a más de 100 grandes personalidades apasionadas al deporte equino.

El Presidente de la Asociación de Criadores y Propietarios de Caballos Peruanos de Paso, compañero Douglas Reyes Mejía, detalló que este concurso se realizará del 13 al 15 de febrero en el Cocibolca Jockey Club, Granada.

Precisó que al menos unos 150 ejemplares de primera calidad vendrán a concursar a este país, provenientes de Estados Unidos, Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Panamá, Perú y las Bahamas.

"Este caballo peruano es suave y cómodo, es considerado el mejor caballo de silla del mundo. Puede cubrir grandes distancias en poco tiempo, y su nobleza y brillo son excepcionales”, expresó Reyes, quien además destacó que estos equinos son los más criados en la región centroamericana.

El Embajador del Perú en Nicaragua, doctor Rudecindo Vega Carreazo, expresó que si hay algo que precisamente lo acerca más a este país es su pasión por los hípicos, espacio donde el caballo peruano ha tenido muy buena acogida.

"El caballo peruano ha tenido muy buena crianza en Nicaragua, y ha integrado muchos aspectos culturales de este país. Una característica única de este caballo es que siempre se va a ver caminando a cuatro tiempos con solamente un pie en el aire”, explicó el embajador.

De acuerdo al programa de este concurso, el jueves 13 de febrero se realizará un Cóctel de Bienvenida en el Hotel La Gran Francia (Granada); el viernes 14 de febrero, a las 9 de la mañana, el Vicepresidente de la República, General (R) Moisés Omar Hallesleven y el Ministro de Relaciones Exteriores, compañero Samuel Santos, inaugurarán el evento.

Seguidamente, la noche del viernes (14 de febrero), se realizará una fiesta abordo de un barco que navegará el Lago de Granada, y el sábado 15 de febrero, a las 10 de la mañana, inicia el juzgamiento de machos; en la noche se dará una cena con los criadores y una fiesta para todo el público.