Muy concurrida estuvo la Catedral de Managua en ocasión de la conferencia sobre “El Milagro Guadalupano” que brindó el Canónigo de la Basílica de Guadalupe, Monseñor Eduardo Chávez, quien aseguró estar profundamente admirado del inmenso amor que Nicaragua profesa por la Virgen Morena.

Monseñor Chávez que ha visitado las parroquias de los departamentos de Juigalpa, Boaco, Rivas y Granada se mostró muy contento con el recibimiento que ha tenido en el país y con la asistencia de decenas de fieles católicos, que han llegado a cada una de las conferencias que ha brindado en la que explica el mensaje de la Virgen Santa María de Guadalupe.

“Me siento como en casa, pero al mismo tiempo muchas cosas extraordinariamente nuevas he conocido, como por ejemplo el santuario a la Virgen de Cuapa que yo no conocía, me siento como en familia y mucho de los sacerdotes de mis épocas nos volvimos a reencontrar”, dijo Chávez, quien no escondió su admiración por la hospitalidad del pueblo nicaragüense.

Auxiliado por un proyector, que reflejaba en todo momento la imagen de la Virgen de Guadalupe, Chávez explicó que la Virgen Morena es un puente para llegar a Dios, a como lo es la misma Inmaculada Concepción.

“Yo sé que este pueblo tiene como patrona a la Inmaculada Concepción, pero recordemos que Santa María de Guadalupe es la imagen de una Inmaculada Concepción. La gran diferencia, digamos, es que ella está pisando una luna negra que tiene todo un significado y la Inmaculada generalmente se representa una serpiente que es signo del mal. Esa es la diferencia. Pero todos los elementos, una mujer de sol, con la luna bajo sus pies, está a punto de dar a luz es precisamente la iconografía de Santa María de Guadalupe”, explicó Monseñor Chávez.

Una perfecta inculturación

Explicó a los asistentes que el mensaje central es cómo Dios, a través de la Virgen Morena, va al encuentro del hombre y cómo realiza una perfecta inculturización, es decir que logra armonizar con la cultura propia de los pueblos.

“Santa María de Guadalupe es la estrella de la primera y la nueva evangelización. La imagen de la Virgen de Guadalupe está hecha en códice para que los indígenas pudieran entender exactamente su mensaje, su voz y su espiritualidad se concentra en que Cristo es nuestro Señor, ella pone a Jesús en el Corazón de todo ser humano, eso es lo central de Santa María de Guadalupe, por eso ella hace una verdadera inculturación”, explicó Monseñor Chávez.

Virgen de Guadalupe muestra a Cristo

En su intervención, felicitó al pueblo nicaragüense por inculcar a las generaciones el amor a la Virgen María y por preservar los valores fundamentales de la familia “me ha impresionado que son muy abiertos, también me he impresionado mucho y se nota que aquí siguen tantos y tantos valores, sobre todo a nivel de familia por estoy encantado de estar aquí”.

El seminarista José Vicente Medina, manifestó que las conferencias dadas por Monseñor Eduardo Chávez, son muy interesantes, porque a su criterio en Nicaragua poco se sabe acerca del verdadero imagen de la Virgen de Guadalupe “y lo que he percibido es que ella no es el centro, más bien el centro de la imagen es que está encinta (embarazada) y que el principal mensaje de esta imagen es mostrar a Cristo”.

“Otro mensaje relevante de la conferencia, es que habla de la inculturación, que es llevar a Jesucristo, el evangelio a todas las naciones, o sea es trascender fronteras y culturas”, dijo Medina.

“Me parece grandiosa esta conferencia, porque ella es la madre del Salvador y es un puente para llegar a Jesús, los católicos somos grandes devotos de la Virgen Santísima y nuestros padres nos han inculcado el amor a la Virgen, porque el que no quiere a su madre no quiere a Jesús”, señaló doña Ivania Montalván del barrio Jonathan González.