En el marco de la celebración del 126 aniversario de la heroica lucha por la instauración de la jornada laboral de 8 horas, que conllevó el asesinato de los líderes obreros que encabezaron esta gloriosa jornada, los sandinistas en esta segunda etapa de la Revolución, continúan construyendo en paz un modelo social nuevo, fresco, propio, justo, basado en los valores Cristianos, principios Socialistas y un proceder Solidario.

La celebración en esta ocasión tiene como objetivo difundir los logros que los trabajadores y el pueblo de Nicaragua van alcanzando en materia laboral durante el proceso de construcción de nuestro Modelo Cristiano, Socialista, Solidario.

Además, de cara a la fecha, se darán a conocer cómo los trabajadores, con Daniel al frente, protagonizan la restitución de sus derechos y los de todos los nicaragüenses.

Durante la jornada de conmemoración se destacará que la Paz es el bien más preciado que tiene el pueblo de Nicaragua, los nicaragüenses en general y los trabajadores en particular y se resaltarán los esfuerzos que han hecho el Comandante Daniel y el FSLN para alcanzarla y preservarla.

El país llega a este momento con el impulso de un modelo sin discriminación y con dignidad, bajo el principio de que una de las mayores satisfacciones del ser humano es que lo traten con respeto, dignidad y sin discriminación de ningún tipo.

El Modelo que los nicaragüenses hemos venido construyendo pone como centro de su accionar al ser humano, y por eso los trabajadores valoran mucho el respeto a la dignidad humana que el Gobierno del Comandante Daniel ha venido impulsando, la preocupación que se muestra ante cualquier peligro que corra cualquiera de nuestros conciudadanos, las orientaciones expresas y las acciones para preservar la vida humana ante una situación de desastre.

Igualmente se destaca la práctica solidaria cotidiana de la Juventud, la preocupación permanente porque por ningún motivo exista un niño sin ir a la escuela, o que no existan personas sin atenderse en el servicio de salud.

Muchas son las muestras de cómo vamos borrando la discriminación y cultivando el respeto a la dignidad humana y una de las acciones que más valoran los trabajadores y en especial los que trabajan por cuenta propia, es la restitución del derecho a “Ganarse la Vida Honrada y Dignamente” como lo ha manifestado el propio Comandante Daniel, por lo que hoy no puede ser desalojado de ningún lugar público cualquier humilde trabajador que por su cuenta busca como ganarse la vida de forma honrada.