Una vida más digna y mejores condiciones de salud tendrán próximamente 4 mil 800 habitantes de la zona C del barrio Las Torres, con el proyecto de alcantarillado sanitario que desarrolla el Gobierno Sandinista a través de la Alcaldía de Managua.

En este barrio lo normal es que las aguas de uso doméstico corran por las calles, de allí que los charcos sean algo cotidiano en cualquier época del año. A ello hay que agregar el hecho de que al no haber alcantarillado, casi el ciento por ciento de las viviendas tengan letrinas en mal estado, lo cual también provoca condiciones de salubridad deficientes.

De acuerdo al Vice Alcalde de Managua, Enrique Armas, la obra estará finalizada en aproximadamente 30 días, lo que garantizará que esté en optimo funcionamiento antes de que entre la temporada lluviosa.

“Ya con agua potable y con alcantarillado sanitario definitivamente la cosa cambia”, subrayó el Vice Alcalde durante un recorrido por el barrio, donde hizo hincapié en que las condiciones en que han vivido sus pobladores eran realmente difícil a falta de un servicio sanitario eficiente.

La municipalidad está invirtiendo en este proyecto de restitución de derechos 2 millones 669 mil córdobas.

Sueño hecho realidad

Para los habitantes del sector C de Las Torres es de gran satisfacción saber que sus demandas históricas hoy han sido escuchadas.

“Por años fuimos olvidados, pero ahora con este gobierno hemos visto un cambio”, refirió el señor José Andrés Rojas Espinoza.

“Aquí en el barrio muchas personas no tenían aguas negras, dependían de las letrinas, no podían tener un inodoro. Ahora esto va a caer en una red que va para la red central (planta de tratamiento) y no va a seguir contaminando el lago de Managua”, destacó.

Para el señor Orlando Díaz ver las calles de su barrio libres de los charcos y de las aguas sucias era un sueño que nunca dejó de albergar.

“Las aguas de las casas, las aguas de los lavanderos salían a las calles, pero todo eso va a terminar. Y eso va mejorar la salud de los niños, de los adolescentes y de toda la población en general”, afirmó.

La población asegura que introducidas las aguas negras, es más factible que la municipalidad introduzca al barrio el adoquinado o asfaltado de las calles.