“Esto significa un gran reconocimiento internacional y significa de alguna manera una bofetada y una frustración para esos sectores minoritarios inquinosos que miran a Nicaragua con desdén, que tratan de sabotear algo que es bueno”, afirmó el economista en declaraciones al programa En Vivo de Canal 4.

Mayorga señaló a los partidos de derecha de falta de madurez política y de actuar con irresponsabilidad al no asumir sus cargos en la nueva Junta Directiva de la Asamblea Nacional.

“En vez de tratar de hacer propuestas positivas, en vez de incorporarse a los espacios que le corresponde a la Asamblea Nacional, se levantan como muchachitos malcriados y se van”, indicó.

El Partido Liberal Independiente (PLI), la segunda fuerza política después del Frente Sandinista, obtuvo aproximadamente el 30% de los votos totales durante las elecciones pasadas, de tal manera que le correspondían dos puestos en la Junta Directiva, los cuales al ser rechazados fueron ocupados por los únicos dos diputados que obtuvo el también derechista Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

Mayorga recordó que el Frente Sandinista trabajó durante los últimos cinco años con una minoría en el Parlamento, ya que la derecha tenía el 60% de la fuerza legislativa, pero que nunca se pusieron de acuerdo.

“Son una oposición sin liderazgo, vacía, no tienen propuesta, no tienen programa, solamente quieren ir a agarrar el escaño y hacer el show. Son rehenes de sus propias debilidades, de sus propios conflictos, no sirven para nada”, sostuvo el economista.