El Centro de Exportaciones e Inversiones (CEI) considera que Nicaragua en el mercado de la Federación de Rusia tiene “un mundo de posibilidades” que permitan incrementar las ventas hacia esa nación y que empresarios decidan invertir en nuestro país.

Roberto Brenes, gerente general del CEI, se prepara para viajar a Alemania a concluir un estudio sobre el consumo y comercio de cacao en esa nación europea, manifestó que el Gobierno Sandinista y los empresarios están dando los pasos adecuados que permitan incrementar nuestras exportaciones y atraer inversionistas rusos y de otras partes del mundo al país.

En ese afán el CEI ha preparado un documento denominado “Perfil del Mercado de la Federación Rusa” que destaca que esa nación euroasiática es un mercado de importancia, compuesto por más de 141 millones de habitantes, de los cuales 88.4 millones de personas componen la Población Económicamente Activa.

El objetivo del estudio se centra en contribuir con los productores y exportadores de Nicaragua en la diversificación de los mercados internacionales, aprovechando la suscripción de los instrumentos comerciales preferenciales suscritos con la Federación Rusa. Nicaragua puede exportar desde carnes, pescados, café, aceites, cacao, medicamentos, flores, frutos artificiales, muebles, envases plásticos, productos de la molinería, legumbres, raíces y tubérculos.

El país más seguridad y con reglas claras

Brenes dijo que las exportaciones de Nicaragua hacia el mercado de Rusia se han venido incrementando en los últimos años, sin embargo aún es deficitaria en relación a lo que importamos desde esa nación. Valoró que debe buscarse las inversiones de empresarios rusos para industrializar nuestra producción y de esa manera darle valor agregado a las exportaciones. Actualmente se prepara una misión conformada por funcionarios del Gobierno Sandinista y empresarios que tendrán importantes encuentros en Rusia de cara a incentivar las inversiones de empresarios de esa nación.

“La idea es fortalecer estas relaciones y que podamos sacar provecho para que se desarrollen las relaciones de ambos países, aumentemos nuestro comercio, pues no queremos seguir dependiendo de los productos que están sujetos a los precios internacionales de los cuales nosotros no tenemos ningún control, lo que debemos es industrializar nuestra producción buscando la inversión de esos países. En el mercado ruso nosotros tenemos muchas posibilidades, pero van ligada con lo que se pueda dar en la inversión”, expresó Brenes.

Indicó que Nicaragua tiene mucho que ofrecer a los empresarios de todo el mundo, en primer lugar “tiene un clima de negocio muy bueno, un marco jurídico excelente, pero sobre todo lo que hablan los inversionistas extranjeros cuando vienen a establecerse a este país, es la seguridad ciudadana y esto es muy atractivo”.

También reconoció que el Gobierno Sandinista viene manejando muy bien la macroeconomía del país y eso se sustenta con los récords en reservas internacionales, un sistema de cambio de moneda excelente y está cumpliendo con todas sus obligaciones financieras y sociales.