Brigadas del Ministerio de Salud están realizando controles de focos sospechosos de dengue a lo largo de toda Managua, a fin de eliminar el mosquito aedes aegipty transmisor del dengue y prevenir que se desate una epidemia de esta enfermedad.

Al respecto, Bismarck Vallecillo, de las brigadas del MINSA, dijo que “la actividad referente al dengue es controlar los casos sospechosos, no esperamos hasta que salga (un caso) positivo, sino que actuamos desde que es sólo sospechoso”.

Añadió el compañero Vallecillo que desde que llega el paciente a la clínica, inmediatamente se reporta y vigilancia la reporta a las brigadas fumigadoras y abatizadoras para realizar las acciones necesarias para destruir a los zancudos adultos, así como a los criaderos.

Destacó que en los casos sospechosos se fumiga un promedio de 100 viviendas por un caso y 50 son abatizadas por cada caso.

Aseguró que actualmente andan 10 brigadas fumigando los sitios donde hay casos sospechosos y otras cinco brigadas andan destruyendo los criaderos y abatizando los depósitos de agua, para lo cual ha habido apoyo total de la población.

Vallecillo explicó que “la gran epidemia que tuvimos el año pasado hizo que la gente haya entendido y hoy haya poca renuencia a la fumigación y que se esté llegando en toda la capital a controlar los focos que se van presentando, aunque ahorita hay muy pocos de sospechas de dengue”.
Aseguró que los distritos con más casos sospechosos de dengue son el tres, el seis y el siete, mientras que en el resto los porcentajes son bajos y están controlados.

Agradecen a gobierno de presidente Daniel

Al respecto, Tania Vega habitante del barrio San Sebastián manifestó que aunque solo es un caso sospechoso de dengue es importante que fumiguen para que no haya más afectaciones, lo que beneficia a las familias y principalmente a los niños.

En ese sentido dijo agradecemos al gobierno del presidente Daniel Ortega que está realizando esta campaña para que haya menos casos de personas enfermas de dengue.

A su vez Marvin José Ocón Martínez manifestó “está bueno que las brigadas del MINSA fumiguen para matar a los zancudos y salvaguardar a los niños y ancianos, esto es un modo preventivo para combatir la epidemia del dengue”.

Mientras tanto, Isabel Paniagua expresó que “los beneficiados somos nosotros, las familias que vivimos en el barrio para que no se expanda la enfermedad y que no se enfermen las criaturas que son picadas por los zancudos”.