Para Marisol Obregón este 5 de enero no fue un día cualquiera, se levantó a las cinco de la madrugada con mucho ánimo, pues primera vez su humilde hogar cuenta con energía eléctrica que le permitirá mejorar su nivel de vida. Marisol en diciembre pasado construyó su hogar, inicio una pequeña pulpería y dos meses después ya cuenta con electricidad, por lo que su nueva meta es comprarse una refrigeradora que le ayudará a crecer en el negocio.

Marisol es originaria de la comunidad de San Marcos de Apatite que se ubica en el municipio de Matagalpa, zona en la que la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL) está trabajando fuertemente en 24 comunidades a las que se les está restituyendo el derecho de tener energía eléctrica, tal y como ocurrió donde vive esta joven que regresó a Nicaragua después de laborar en Costa Rica.

En San Marcos de Apatite se vivió una jornada de fiesta con la inauguración del proyecto de electrificación rural, por eso Marisol se levantó con mucho ánimo y confiada que su comunidad tendrá días mejores gracias a los esfuerzos que realiza el Gobierno Sandinista en conjunto con la Alcaldía del Poder Ciudadano de Matagalpa.

“Para mi es una alegría, un orgullo tener la energía en mi casa y en toda la comunidad porque acabo de empezar con este negocito, apenas lo puse en diciembre porque soy madre soltera y por ahora quiero una refrigeradora para vender cosas heladas, así poder hacer pocicles (helados congelados) chocobanano y poder vender más”, comentó Marisol mientras atendía a su numerosa clientela de la misma comunidad.

Esta joven se cansó de trabajar a familias costarricenses y se vino porque considera que Nicaragua está logrando mejor desarrollo y “lo primero es confiar en las capacidades de uno como persona”.

Agregó que ahora su comunidad sale ganando en seguridad ciudadana, pues la energía eléctrica le ayuda a poner focos y así alumbrar algunas calles.

“Espero en Dios que esto sea por mucho largo tiempo y estamos muy alegres y contentos. Me siento muy orgullosa por esto y este fue mi mayor anhelo; hacer mi casa porque yo soy madre soltera, estaba trabajando en Costa Rica y cuando me dijeron que venía la energía me puse rápido a construir mi casa”, agregó Marisol que primero quiere comprar una refrigeradora y después va por un televisor.

Feliciano Vega Suárez de 70 años, aseguró “pensé que iba a morirme y no iba a ver la energía eléctrica en mi comunidad, pero este sueño se ha vuelto realidad gracias al Gobierno Sandinista”.

Cuenta que trabajó por muchos años en la agricultura y logró procrear 10 hijos con su esposa Zobeyda Jiménez.

“Es que no había energía eléctrica y nos acostábamos temprano, ahora mi mujer podrá ver las novelas”, expresó Feliciano con una picara sonrisa. En este proyecto de electrificación Enatrel construyó 2.14 kilómetros de red, con una inversión de 1.262 millones de córdobas.

Invitan a las familias al Parque de la Niñez Feliz

Y así como Marisol y don Feliciano celebraron tener energía eléctrica, las otras 34 familias protagonista de esta restitución de derechos también lo hicieron organizando una carrera de cintas donde la joven Zayda Rodríguez fue la galardonada por los jinetes.

La compañera Elba Mendoza de Enatrel afirmó que están trabajando en 24 comunidades para llevarles energía eléctrica a 954 viviendas y a unas 6 mil personas. Todos estos proyectos se invertirán un poco más de 34 millones de córdobas.

El alcalde de Matagalpa compañero Sadrach Zeledón felicitó a las familias de la comunidad por esta nueva victoria y les manifestó que el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo están trabajando para llevar la energía eléctrica a más comunidades de todo el país.

Aprovechó la ocasión para invitar a todas las familias de las comunidades de Matagalpa, a llevar a sus hijos al parque de la Niñez Feliz que estará instalado en el campo Elías Alonso, actividad que está enmarcada en el aniversario de ser elevada a ciudad La Perla del Septentrión.