La Alcaldía de Managua organizó un homenaje a nuestro poetea Rubén Darío, en el parque que lleva su nombre, en el marco del 98 aniversario de su tránsito a la inmortalidad, acto al cual llegaron estudiantes, personas de la tercera edad, así como la orquesta municipal.

Algunos de los asistentes al acto realizado en parque Darío, en honor al máximo poeta nicaragüense y príncipe de las letras castellanas, Félix Rubén García Sarmiento (Rubén Darío), declamaron parte de los versos que inmortalizaron la obra del bardo.

Al respecto, entrevistada por los periodistas, Daysi Torres, Alcaldesa de Managua expresó que “la alcaldía está planificando fechas importantes como el centenario del fallecimiento de Rubén Darío, el que será realizado dentro de dos años con toda fuerza, dado que trabajamos el gobierno municipal con el gobierno central y con la comunidad”.

La compañera Torres dijo “todos los nicaragüenses deben recordar a Rubén Darío, quien además de ser padre del modernismo, es reconocido mundialmente como el hombre que transformó la poesía, la literatura y que dejó a Nicaragua un legado de nivel mundial”.

Entre tanto, Clemente Guido, Director de Patrimonio Histórico de la Alcaldía de Managua, dijo que el máximo poeta nicaragüense, que falleció el seis de febrero de 1916, dejó tras de sí un enorme legado cultural a Nicaragua, señalando además que al cumplir 98 años de su fallecimiento físico, su pensamiento y su moral son siempre vigentes.

Guido manifestó que “Rubén Darío no solamente escribió aquella poesía romántica que en algún tiempo se nos metía y nos teníamos que aprender de memoria, sino que también escribió prosa política, prosa social, prosa de compromiso con los pobres”.

Comentó el director de Patrimonio Histórico que Rubén Darío “vivió de cerca la experiencia de los pobres en París y en Madrid, vio el gran contraste social entre los pobres y los ricos en estos dos países y vio después en Nicaragua a un país que quiere salir adelante, que quiere hacer un progreso y ve a un Estados Unidos imponiéndole la bota”.

Denuncia dariana contra Estados Unidos

Guido dijo que Rubén Darío “no fue insensible a esa situación, todo lo contrario, porque escribió prosas y versos, como ‘El Rey Burgués’, que es una denuncia sobre las injusticias sociales, también escribió ‘Oda a Roosevelt’, que es una protesta absoluta a los Estados Unidos de Norteamérica y la que sigue vigente hoy en día”.

“Necesitamos renovar el pensamiento dariano del pueblo a través de la iconografía, necesitamos un monumento dedicado al centenario de Rubén Darío, que será dentro de dos años”, manifestó el compañero Guido.

Guido comentó además que Managua necesita otro monumento a Darío, que no sea solo el de las ninfas y de los ángeles, inaugurado en 1933 cuando Nicaragua estaba intervenida por Estados Unidos, sino otro en que salga el compromiso social y con los pobres de Rubén Darío, donde los jóvenes asistan a leer la vida del máximo poeta nicaragüense.