En declaraciones a los medios del Poder Ciudadano, González comentó que hace dos semanas el SINAPRED inició un proceso de revisión de los mil puntos críticos a nivel nacional, de los cuales 300 se localizan en Managua.

Señaló que en algunos de los puntos críticos se han realizado trabajos de mitigación y a la par se han dejado recomendaciones concretas a la población para que contribuyan a reducir la vulnerabilidad y el riesgo.

Dijo que se han activado los comités de barrios y se han capacitado a 340 jóvenes del Movimiento Guardabarranco para ayudarlos a elaborar sus planes de contingencia, al mismo tiempo se han establecido mecanismos interinstitucionales que permitan una respuesta efectiva ante cualquier situación.

“En los últimos dos días, sábado y domingo, hubo lluvias en el norte del país fundamentalmente en el lado  de Madriz, Nueva Segovia, Chinandega y  León, estos comités se activaron, se recorrió los lugares especialmente los puntos críticos”, indicó González.

Según el titular del SINAPRED “estamos listos para cualquier situación, organizativamente la Defensa Civil  ha estado trabajando contra el tiempo en este tema, de tal forma que  seguiremos afinando  los mecanismos pero en términos generales el país esta preparado para cualquier situación”.

González indicó que se espera que el invierno no sea tan fuerte, “sin embargo estamos preparados para eso; se sabe  que la primera parte del invierno va a ser irregular pero esperamos que no cause  tantas afectaciones, esto nos va a permitir seguir preparándonos para estar listos en el segundo periodo que son los meses que más afectan al país”.

Detalló que ante cualquier emergencia el SINAPRED dispone de más  de 70 mil voluntarios que trabajan en los comités de barrios a nivel nacional, por su parte la Defensa Civil tiene alrededor de 7 mil personas entrenadas, más 30 brigadas de rescate.

Por su parte el Coronel Jorge Castro, Director Ejecutivo del Ineter, explicó que en este momento que estamos iniciando la temporada de lluvia el nivel del lago está un poco alto, lo cual implica que si las precipitaciones de la temporada de lluvia se comportan entre lo normal un poco superior, el lago podría alcanzar sus niveles críticos a mediados o finales de la temporada lluviosa.

“Ese es un aspecto que vamos a mantener muy bien vigilado y con monitoreo muy especial. Ya se han tomado muchas medidas,  la población que estaba asentada a las orillas del lago fue retirada de la cuota 43, y eso permite que tengamos más tranquilidad, pero sí los niveles del lago  los vamos a estar vigilando muy de cerca”, dijo Castro.

Recordó que en el año 2010 el lago alcanzó niveles de 42.76 metros sobre el nivel del mar, “fue un nivel crítico que en el año 2010 nos obligó a estar atentos y prácticamente había población que estaba asentada en las orillas del lago  que se tuvo que buscar otra ubicación”.

“Ahorita estamos en los 41 metros, ese es un nivel aceptable, normal, el nivel podría subir pero eso depende de cómo se comporta la temporada de lluvias. Eso lo vamos a ir evaluando en la  medida que vaya pasando. Y el Gobierno de Nicaragua y las instituciones que ven la prevención de desastres y que ven todas las condiciones van a ir orientando las medidas que correspondan”, indicó Castro.