Los terremotos de 1931 y 1972 y la muerte lenta que le dieron los gobiernos neoliberales durante más de 16 años, no impidieron a la dulce y querida Managua resurgir como el Ave Fénix a 162 años de haber sido elevada a capital.

Hoy su corazón ha vuelto a palpitar, y lo que era la ciudad aletargada entre el olvido y la nostalgia, se ha levantado de las cenizas y ha salido a estrenar ese rostro moderno que le ha dado la Segunda Etapa de la Revolución Sandinista en estos Nuevos Tiempos de Paz y Prosperidad.

Durante un acto de celebración por este 162 aniversario de la capital, celebrado en el turístico Puerto Salvador Allende, la Alcaldesa de Managua, compañera Daysi Torres, destacó la alegría, fe y esperanza que goza ahora este pueblo con los nuevos proyectos que ha impulsado el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

“Managua permaneció dormida, pero ya despertó con este modelo Cristiano, Socialista y Solidario. Ahora es una ciudad con grandes sitios de esparcimiento, de trabajo, de comercio, de turismo, es una Managua con tiangues, parques, mejores calles, con un Centro Histórico totalmente renovado”, manifestó la alcaldesa.

Por su parte, el Director de Patrimonio Histórico de la Alcaldía de Managua, compañero Clemente Guido, refirió que efectivamente la capital ha cambiado muchísimo en los últimos 7 años de Gobierno del Presidente Daniel Ortega; una significativa evolución en materia de infraestructura que las mismas familias están sorprendidas de cómo se ha logrado en tan corto tiempo.

“Es impresionante el cambio, y la gente está feliz. Con solo ver ese hermoso Parque Luis Alfonso Velásquez con su Estadio de Béisbol Infantil Roberto Clemente; el Puerto Salvador Allende, y esa Avenida de Bolívar a Chávez con sus tiangues, sus cafetines, sus centros de esparcimiento, esto es un gran logro de la revolución”, manifestó.

La pobladora Amanda Jiménez, quien ha vivido en el Barrio 19 de Julio por más de 20 años, valoró que “lo que ha venido haciendo este Gobierno Sandinista por los barrios históricos de Managua, ha generado muchísima alegría entre las familias más humildes y sufridas de esta capital”. La pobladora indicó que gracias a estos cambios es que ahora se puede respirar más tranquilidad y gozar de mayor bienestar social.