Los miembros de la Comisión Nacional del Pan, sostuvieron una reunión de seguimiento con representantes del sector harinero y autoridades de los ministerios de Comercio, Economía Familiar y Agricultura, durante la cual expusieron los retos que este año enfrenta el sector a nivel nacional.

El Ministro de Economía Familiar, Pedro Haslam, quien participó en la reunión explicó que el Gobierno continúa realizando acciones de apoyo y acompañamiento en temas de financiamiento, abastecimiento de la harina, mejoramiento de los procesos de calidad, productividad e inocuidad de los alimentos, en la industria panificadora.

Haslam explicó que los principales retos del sector tienen que ver con la organización, así como con la continuidad de los procesos de mejoramiento tecnológico, el manejo de equipos y la capacitación para fortalecer las capacidades industriales del sector.

El ministro comentó que de las 5 ramas de la pequeña industria que atiende el Ministerio de Economía Familia, el sector de la panificación representa el 27% en sus diferentes niveles de desarrollo.

Haslam también reconoció que el sector panificación se ha visto dinamizado desde el acompañamiento que brinda el gobierno, con la donación del trigo ruso que estabilizó los precios de la harina y del pan, desde hace más de tres años. “Eso ha mejorando las condiciones de trabajo y ha generado estabilidad de los precios del pan en el país”, indicó.

Por su parte, Miguel Duarte, representante de las cooperativas de panaderos y reposteros de Masaya, consideró que es importante que las reuniones de la Comisión Nacional del Pan se hagan en cada departamento con los delegados regionales.

Asimismo, indicó que el precio del pan a estado con un precio congelado por más de tres años, “ese es uno de los beneficios para la población que ha servido para incentivarnos a nosotros para mejorar las condiciones higiénico sanitarias de nuestros talleres”, explicó.