El presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional, el diputado sandinista Jacinto Suárez Espinoza calificó de “ponzoñosa” la actitud del gobierno saliente de Costa Rica, al intentar cerrar puertas de diálogo con el Gobierno de Nicaragua para el gobierno entrante.

Suarez aseguró que la política aplicada por el Gobierno de Laura Chinchilla tuvo un gran fracaso y se han puesto intransigentes y no han querido ninguna forma de diálogo con Nicaragua, contrario a lo manifestado por los dos candidatos presidenciales que se enfrentarán en una segunda vuelta electoral, que han manifestado la disposición de negociar y conversar con nuestro país para resolver las diferencias que puedan existir.

“Si vos pusieras un término fuerte para hablar de esto yo diría que sería una actitud ponzoñosa del Gobierno de Costa Rica antes de irse fruto de su fracaso, entonces tiran la última ponzoña que pueden sobre las relaciones de Costa Rica con Nicaragua buscando cómo obstruir lo más que puedan al futuro gobierno”, dijo el legislador nicaragüense.

“Aquí hay dos caminos, o se resuelve todo conversándolo o se baja totalmente el tono de un gobierno que ha hecho de la política exterior de Costa Rica su única razón de ser, estarse peleando con Nicaragua. Eso no tiene ninguna lógica”, agregó Suárez.

Candidatos presidenciales tienen voluntad de diálogo

El experto en temas limítrofes y derecho internacional, Dr. Mauricio Herdocia Sacasa, destacó la buena voluntad que han mostrado los dos candidatos presidenciales de Costa Rica de cara a abrir las puertas a un diálogo, “ese el único camino viable y el único destino posible para Costa Rica y Nicaragua es la integración, no hay otra”.

Herdocia señaló que el problema fundamental ha sido que ambos países están saltando al vacío al no haber un diálogo bilateral tratando de resolver sus diferencias, acudiendo directamente a los organismos internacionales, en detrimento de buscar cómo agotar las vía binacional, bilateral, el encuentro vecinal directo para encontrar soluciones a las diferencias.

“La posibilidad que se está presentando ahora es que las declaraciones de los dos candidatos, tanto Johnny Araya como Guillermo Solís, y su compromiso con la integración centroamericana de este último, abre una puerta muy firme para que estos países puedan enrumbar su diferencia por la vía del entendimiento y el diálogo”, declaró el experto en derecho internacional.

Herdocia enfatizó que la primera solución que deben tomar los presidentes en cuanto a las relaciones de Nicaragua y Costa Rica es qué deberán hacer con los juicios en la Corte Internacional de Justicia, “¿los van a tratar de resolver bilateralmente?, es una buena salida, o si deciden encapsularlo y dejar que sea el tribunal internacional el que decida, pero que no afecte ni contamine la agenda bilateral y centroamericana”.