Tres mil 500 efectivos militares serán parte del contingente que estará al frente de la gran tarea de prevención y control de los incendios forestales durante los meses en los que se presenta la mayor presencia de estos incidentes, así lo afirmó el Jefe del Estado Mayor de la Defensa Civil, Coronel Rogelio Flores, quién además destacó que en lo que va del año ya se reporta un total de 24 incendios, en los cuales la causa principal ha sido la expansión de las zonas agrícolas.

En el año 2012 se produjo un total de 171 incendios, quemándose más de 9 mil hectáreas, en el 2013 hubo un total de 256 incendios forestales con un total de 36 mil hectáreas afectadas, lo cual indica un incremento del 49.7%, la mayor parte de estos incidentes se deben a quemas agropecuarias que realizan para la preparación de la tierra para el período de cultivos.

“Nosotros hemos venido coordinando con el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) y otras instituciones que tienes que ver con el manejo de este tema y hemos definido cinco áreas de riesgo, contemplando más de 1 millón 400 mil hectáreas en peligro, lo cual ocasionaría daños a 500 comunidades, más de 18 mil familias y 110 mil personas que se encuentran en estas zonas” señaló Flores.

El Plan Contra Incendios para este año está dirigido a todas las zonas de nuestro país, para lo cual las autoridades han definido cinco áreas específicas de trabajo, en las que han destinado el personal y los recursos materiales necesarios para evitar efectos lamentables en caso de que se presentase un incendio.

“El Plan Contra Incendios está orientado en cinco direcciones, la Costa Caribe, la parte norte y este de nuestro país, occidente, sur del país, centro norte y Managua como una zona especial. Lastimosamente tenemos hasta el momento reportado la quema de 80.88 hectáreas afectadas, lo cual nos indica que debemos de continuar uniendo esfuerzos para evitar mayores afectaciones” añadió.

Otras de las acciones que se están desarrollando para evitar la proliferación de incendios, es la instalación de puestos de observación forestal, los que contarán con la participación de más de 300 efectivos, además del patrullaje de inspección forestal en las zonas antes señaladas.

“De acuerdo a nuestro registros, el 75 % de los incendios que se produjeron el año pasado, se centraron en occidente y en la región norte del Caribe, en base a eso nos hemos concentrado en esas direcciones, sin embargo estamos trabajando de igual manera en el resto del país para dar atención donde se registren estos eventos” expresó.

De esta manera, las instituciones involucradas en la prevención de incendios trabajan de manera permanente para evitar que este año los reportes sean mayores a los años anteriores.