A un total de 1 mil 211 habitantes de las comunidades de Cerro Blanco Abajo y Samarcanda, ubicados en el municipio de San Juan del Río Coco, en el departamento de Madriz, el Gobierno presidido por el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo les restituyó su derecho a tener electricidad en sus casas de habitación.

Esta restitución de derechos fue realizada en una plazoleta de la comunidad de Cerro Blanco Abajo, que se encuentra ubicada en las montañas norteñas del país, a 260 kilómetros al norte de Managua y hasta donde asistieron las autoridades de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL).

Para llevar la energía eléctrica hasta las comunidades de Cerro Blanco Abajo y Samarcanda, la empresa ENATREL con sus cuadrillas tuvieron que construir una red de 12.53 kilómetros de tendido eléctrico, construcción que con las acometidas hacia las casas de los campesinos, además de transformadores, tuvo un costo de 4 millones 855 mil 120.02 córdobas.

La construcción de este tendido eléctrico y de toda la red energética dirigida hacia las viviendas, fue realizada con fondos del tesoro, es decir con capital del Estado de Nicaragua, a fin de atender las necesidades de los más de 1 mil 200 habitantes de estas dos comunidades.

De acuerdo con el representante y miembro del ejecutivo de ENATREL, ingeniero Mario Esquivel, la construcción de la red llevó la energía eléctrica a 281 viviendas, facilitando con la electrificación, el desarrollo socioeconómico de las familias que habitan en estas dos comunidades, así como también se les dio mayor seguridad y condiciones de vida.

Gobierno sandinista mira por derechos de nicaragüenses

De acuerdo con el ingeniero Mario Esquivel, aunque estas dos comunidades están a mas de 12 kilómetros de la más próxima fuente de energía eléctrica y por lo tanto en términos económicos no sería rentable llevar la luz, pero el gobierno del presidente Daniel Ortega ordenó llevar la electricidad al lugar para restituirles a los habitantes de las dos comunidades, su derecho a vivir con mejo calidad de vida.

Agregó el ingeniero Esquivel que “con la electrificación de estas dos comunidades vamos poco a poco ampliando la cobertura, llegando a las poblaciones más alejadas del país, donde los gobierno anteriores nunca hicieron inversiones porque no resultaban rentables por sus costos y por eso no les interesó nunca realizar estos trabajos”.

El compañero Esquivel al respecto dijo “el gobierno que preside el comandante Daniel Ortega no está viendo su este proyecto es o no rentable, sino que es una población que está necesitando de estos servicios y salir adelante, además que puedan desarrollarse económicamente en sus territorios”.

Gracias a Dios llegó el proyecto, dicen comunitarios

Brenda Jael Gradis Chavarría, una jovencita estudiante de Cerro Blanco Abajo dijo “gracias a Dios y al gobierno del comandante Daniel Ortega nosotros obtuvimos la luz, ya que los gobierno anteriores no hicieron nada por nosotros”.

Entre tanto Marlene Guzmán, manifestó que el proyecto le ha beneficiado bastante porque en el lugar nunca había habido luz eléctrica y ahora se facilita el trabajo de los beneficios de café, así como para tener electrodomésticos en la casa, para facilitar un poco la vida hogareña.

Ramón Gradis, pastor de la comunidad, expresó “nos sentimos muy bien, con esto soñamos mucho tiempo y no habíamos tenido luz eléctrica, la vida era muy diferente a lo que ahora es y con la luz se nos facilita todo”.