A cuatrocientos dieciséis personas de las comunidades Llano El Boquerón y Cerro La mina del municipio de San Isidro, les fueron restituidos sus derechos al servicio de energía eléctrica y con ello lograron superar las dificultades de comunicación que tenían al no contar con dicho servicio.

“Teníamos muchas dificultades para comunicarnos, porque a veces cuando nos llamaban teníamos que ir a cargar el celular hasta (la comunidad) Las Mangas y si no teníamos dinero para pagar la cargada entonces nos quedábamos sin comunicarnos”, expresó Juana Espinoza Coronado.

Coronado calificó de una bendición que el Gobierno del Comandante Daniel Ortega Saavedra les llevará el servicio de luz eléctrica hasta sus casas, donde ahora podrán mejorar sus condiciones de vida instalando un pequeño negocio de productos refrigerados, pero además dejarán de preocuparse por caminar grandes trayectos para poder cargar sus celulares.

Mario Esquivel, representante de la presidencia ejecutiva de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), explicó que el Llano de Boquerón y Cerro Las Minas son las dos primeras comunidades rurales de San Isidro donde el Gobierno del Frente Sandinista lleva el servicio de energía eléctrica, restituyéndoles el derecho a 66 familias, un total de 416 personas a través de la construcción de 8.5 kilómetros de redes y con una inversión de C$5 millones de córdobas.

Esquivel señaló que en este municipio ya se están desarrollando los trabajos para electrifica la comunidad El Tule y Las Uvas que se inaugurará el próximo mes y se están realizando coordinaciones con las autoridades municipales y políticas para atender las prioridades de las familias de ese municipio.

“Ahora yo me siento bien por tener la energía que tenemos aquí y les agradecemos al Gobierno porque han hecho el impulso de ayudarnos a tener la energía, porque antes nos alumbrábamos con ocote, íbamos a traer ocotes muy noche, ahora ya no tenemos que preocuparnos por eso, me siento muy contenta desde que me instalaron la luz”, dijo Rosario Castillo.

Natividad Rodríguez Machado agradeció a Dios y al Gobierno por llevarles la energía eléctrica a sus comunidades, con lo cual ya no tendrán que vivir en la oscuridad y podrán adquirir aparatos electrodomésticos para el entretenimiento familiar al igual que para mejorar su economía.

“Ahora voy a poder buscar cómo hacer un fresco para pagar aunque sea la luz, hacer frescos, hacer helados y comprar un televisor para divertirnos en familia”, agregó Rodríguez.